Clínic Barcelona
Asistencia

El Clínic prueba el primer sistema autónomo de desinfección hospitalaria

El Hospital Clínic ha probado el sistema ASSUM, un robot autónomo que desinfecta habitaciones y salas mediante luz ultravioleta, y ha comprobado que tiene la capacidad de esterilizar diferentes espacios eliminando el 100% de hongos y bacterias en muy poco tiempo. En las pruebas con el robot han participado la Dirección de Infraestructuras e Ingeniería Biomédica del Clínic y el Servicio de Microbiología (CDB) del Hospital.

El robot ASSUM en funcionamiento dentro de un quirófano del Clínic (Foto: Joan Lesan)

La posibilidad de probar y utilizar este sistema parte de una iniciativa liderada por la asociación COVIDWarriors, que a partir de una cesión de MiR Robots (fabricantes de robots autónomos de última generación) involucró a MTS tech (expertos en automatizaciones e integraciones robotizadas con UV-C), para crear el robot.

Con los sistemas tradicionales basados en los ciclos de limpieza, el cierre de las unidades y el decaimiento natural de los agentes patógenos, un proceso completo de desinfección hospitalaria puede llegar a superar las 48-72 horas.

Cuando la presión asistencial exige reducir este tiempo, se precisa el uso intensivo de gases que son que son tóxicos en mayor o menor grado para las personas y se precisa de un mínimo de dos técnicos para llevar a cabo la tarea de descontaminación, espacio por espacio, equipados con unos completos equipos de protección individuales.

ASSUM (Autonomous Sanitary Sterilization Ultraviolet Machine) consiste en un sistema para desinfectar espacios hospitalarios mediante rayos ultravioleta C de forma autónoma. “El uso de la luz ultravioleta para la desinfección de espacios no es algo nuevo. Lo que es nuevo es hacerlo con robots autónomos y de forma sistemática” explica el Dr. Andreu Veà, presidente de COVIDWarriors.

Gracias al conocimiento y experiencia de MTS tech, el robot equipado con lámparas UV-C primero reconoce la estancia a desinfectar, el algoritmo calcula la distancia, el tiempo y la intensidad adecuada en base a los parámetros necesarios y a los elementos y espacios que se va encontrando, y se inicia el protocolo de desinfección una vez se confirma que no hay ninguna persona presente. Finalmente avisa de que todo el proceso ha sido llevado a cabo sin incidentes. “Con este protocolo se permite reducir drásticamente el tiempo necesario para llevar a cabo la correcta biodescontaminación de los espacios, garantizando a su vez la máxima seguridad para los profesionales”, explica Maria Visa, CEO de MTS Tech.

El equipo del Dr. Jordi Vila, jefe de servicio de Microbiología del Clínic ha llevado a cabo los experimentos de desinfección usando diferentes tipos de bacterias y hongos con distintos tipos de resistencia. Se han utilizado los 5 microorganismos más frecuentemente encontrados en el ambiente hospitalario y diversas superficies (vidrio, madera, superficie metálica, etc.). Se han hecho tres réplicas de cada experimento y los resultados demuestran que se consigue desinfectar el 100% mediante la adecuada intensidad, distancia y tiempo.

Lo que tiene de novedoso esta solución es que se basa en una serie de robots de última generación que no existían hace 5 años y que son completamente autónomos en su desplazamiento”, apunta Andreu Veà.

“Aunque sigue siendo necesaria una persona que compruebe que no haya nadie en la habitación, que cierre la puerta o poner cartelería para avisar de que se está desinfectando, supone un importante ahorro no solo de tiempo sino en materiales fungibles”, señala Ferran Rodríguez, Director de Infraestructuras e Ingeniería Biomédica del Clínic. 

En el marco de esta iniciativa se empezarán los estudios para analizar si el robot también es efectivo en la desinfección de zonas en las que haya habido SARS-CoV-2.