Clínic Barcelona
Investigación

Investigadores del Clínic-IDIBAPS reciben cerca de 2,4 millones de euros del ISCIII para la lucha contra el coronavirus

Investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS han recibido cerca de 2,4 millones de euros del Fondo COVID-19, lanzado por el Instituto de Salud Carlos III (ISCIII), para desarrollar cuatro proyectos de investigación que mejorarán el abordaje clínico de la COVID-19. Forman parte de los más de 80 proyectos financiados por el Fondo.

Los proyectos se centrarán en el desarrollo de una vacuna preventiva para evitar la infección por el SARS-CoV-2, en el estudio de factores de riesgo y pronóstico de pacientes ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos, en el impacto de la infección grave en el feto durante el embarazo y en los efectos de la enfermedad cardiovascular en relación a la COVID-19.

Los estudios han sido presentados en el marco de la convocatoria del ISCIII de solicitud urgente de expresiones de interés para la financiación extraordinaria de proyectos de investigación sobre SARS-COV-2 y COVID-19.  Las ayudas están dirigidas a impulsar propuestas "que permitan una implementación y puesta en marcha inmediata en el Sistema Nacional de Salud, con resultados concretos, tempranos y aplicables a la situación actual de urgencia generada por el impacto de esta pandemia”, según recoge la convocatoria del ISCIII.

Factores de riesgo y pronóstico de pacientes infectados por COVID- 19 en las UCI españolas

El estudio, liderado por Antoni Torres,  neumólogo del Hospital Clínic, jefe del grupo Investigación aplicada en infecciones respiratorias y enfermo crítico y jefe de grupo del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES), determinará los factores de riesgo y pronóstico de los pacientes infectados por COVID- 19 que ingresan en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) españolas, desde el inicio de la pandemia hasta que esta finalice.

También realizará el seguimiento de los pacientes desde el alta de la UCI y el alta hospitalaria hasta pasados seis meses, para determinar la mortalidad al año del alta de los pacientes COVID-19 que sobrevivan después del ingreso en la UCI. De forma paralela se llevará a cabo un estudio epigenético, así como un estudio en plasma de biomarcadores de enriquecimiento predictivo para ayudar a individualizar el tratamiento en base a las vías biológicas alteradas en cada paciente.  

Desarrollo preclínico de vacunas innovadoras ARNm/MVA del SARS-CoV2

Liderado por Felipe García, investigador del grupo de investigación Sida e infección por VIH y especialista de la Unidad de VIH/SIDA del Hospital Clínic, el objetivo principal del proyecto es desarrollar y probar en estudios preclínicos una nueva vacuna contra el SARS-CoV2 que induzca respuestas del sistema inmunitario contra el virus a largo plazo.

La propuesta es diseñar una vacuna basada en el ARNm (ácido ribonucleico mensajero) del virus, que es una alternativa prometedora a las vacunas convencionales por su gran potencia, desarrollo rápido, fabricación de bajo coste y administración segura.

Para ello, los investigadores utilizarán métodos computacionales para identificar las partes del virus que provocan una respuesta más grande del sistema inmunitario, y diseñarán la vacuna teniendo en cuenta estas regiones para conseguir una inmunidad contra el virus a largo plazo.

Estudio de los efectos de la infección en gestantes y en personas con problemas cardiovasculares

Marta López, ginecóloga del Clínic e investigadora del grupo Medicina fetal y perinatal del IDIBAPS, estudiará el posible impacto de la infección grave por el coronavirus SARS-CoV-2 en el feto durante el embarazo. Para ello ser realizará un seguimiento ecográfico en mujeres gestantes con la COVID-19.

Por otro lado, Salvatore Brugaletta, cardiólogo del Hospital Clínic e investigador del grupo Aterosclerosis, enfermedad coronaria e insuficiencia cardíaca del IDIBAPS, coordinará un análisis sobre los efectos a corto, medio y largo plazo de la enfermedad cardiovascular en relación con la COVID-19. El estudio se realizará pasados 30 días, 6 meses y un año en pacientes que han superado la enfermedad. El estudio aportará nuevos datos para mejorar el manejo precoz de las personas afectadas.

Más información en este enlace.