Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Tratamiento de la Bronquiolitis del Prematuro

Tiempo de lectura: 2 min

En general la bronquiolitis es una enfermedad benigna en pacientes lactantes sanos, que evoluciona bien. El tratamiento en la mayoría de los casos solo requiere medidas de soporte para mantener unas medidas adecuadas hidratación y oxigenación en el propio domicilio (siempre previa consulta al pediatra).

Los antibióticos no son útiles en estos casos, ya que únicamente son efectivos en las infecciones bacterianas, y la bronquiolitis está causada por virus.

El tratamiento, que dependerá de la gravedad de la bronquiolitis, suele incluir:

Broncodilatador
  • Además de las medidas de soporte, el tratamiento con broncodilatadores inhalados puede resultar beneficioso para algunos pacientes para mejorar la abertura de los bronquios y bronquiolos.
Antitérmico para la fiebre
  • Antitérmicos si hay fiebre.
Mascarilla de oxígeno
  • En caso necesario, en los pacientes con una saturación de oxígeno inferior al 95%, se corrige la hipoxia administrando oxígeno con mascarilla facial.

Las medidas de soporte son:

Hidratación para el bebé
  • Mantener una correcta hidratación por vía oral, ofreciendo al lactante líquidos en tomas pequeñas y frecuentes; en aquellos pacientes con bronquiolitis leve que no tienen problemas para alimentarse. Los lactantes que presentan dificultad respiratoria pueden precisar la administración de fluidos intravenosos.
Solución salina para la congestión nasal del prematuro
  • Lavados nasales con suero fisiológico y aspirar secreciones para aliviar la congestión nasal, especialmente antes de comer, antes de aplicar cualquier terapia inhalada y antes de dormir.
Bebé semiincoporado
  • Posición semiincorporada, boca arriba.

No se recomiendan:

Bebé que es fumador pasivo
  • Tabaquismo pasivo.  Es importante que los padres sean conscientes de lo perjudicial que resulta exponer a su hijo al humo del tabaco. Hay estudios que muestran tasas más altas de hospitalización en lactantes con bronquiolitis entre las familias fumadoras, si se comparan con familias no fumadoras.
Humidificación del aire
  • Humidificación/nebulización del aire. Existen pocos estudios que evalúen el papel de esta medida en el tratamiento de la bronquiolitis y ninguno ha podido demostrar su beneficio. Son muy pocas las gotas de vapor las que alcanzan los bronquios y, además existe la posibilidad de que produzca efectos adversos. Por estos motivos se desaconseja su uso.
Fisioterapia respiratoria para el bebé
  • La fisioterapia respiratoria no se recomienda de manera rutinaria.
Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.