Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Qué son los Defectos Refractivos?

Tiempo de lectura: 2 min

Los defectos refractivos son alteraciones en el ojo que impiden que las imágenes se enfoquen de manera correcta en la retina, lo que provoca visión borrosa. Estos defectos pueden estar causados por alteraciones en la longitud del ojo, la forma de la córnea o la transparencia del cristalino. Cuando se habla de defectos refractivos se hace referencia a la miopía, hipermetropía y astigmatismo.  

Anatomía del ojo y cómo funciona la visión

El ojo humano funciona de manera similar a una cámara de fotos. Mediante un sistema de lentes (la córnea y el cristalino), el ojo enfoca la luz procedente de los objetos en la retina (en la parte trasera del ojo).  

Para entenderlo mejor un ejemplo sería la película que se proyecta en el cine. El proyector tiene que enfocar de manera correcta para obtener una imagen nítida en la pantalla.  

El ojo funciona de la misma manera. La luz pasa a través de las lentes del ojo (córnea y cristalino) al igual que pasa a través de la lente del proyector para enfocar la imagen.  

Para un buen enfoque, tiene que haber una distancia correcta entre la lente y la pantalla. Si la distancia entre el proyector y la pantalla es demasiado larga o demasiado corta, la imagen en la pantalla se ve borrosa. 

La córnea es la superficie transparente con forma de esfera anterior del globo ocular que permite que entre la luz y enfocar las imágenes en la retina para que se vean de forma nítida. Y el cristalino es una estructura transparente dentro del ojo que cambia de forma para ayudar a enfocar los objetos cercanos. 

Estas lentes naturales (córnea y cristalino) tienen una curvatura lisa y uniforme. 

Cuando esta curvatura no es lisa ni uniforme, la luz entrante no se refracta de manera correcta en la retina (en la parte trasera) por lo que las imágenes se desenfocan.  

Cuando la potencia de las lentes es la adecuada y la longitud del ojo es la correcta, se habla de emetropía (visión normal). Pero cuando alguno de estos factores (generalmente la longitud) cambia, la imagen no se forma en la retina lo que da lugar a las ametropías (visión borrosa).  

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Jorge Peraza Nieves
Mireia Hereu

Publicado: 21 de octubre del 2020
Actualizado: 21 de octubre del 2020

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.