Enfermedades musculares o Miopatías

Las enfermedades musculares o miopatías se producen por una alteración en la capacidad de generar una contracción muscular eficiente. Aunque la orden motora se genera en el cerebro, el último eslabón es el propio músculo. Esta orden motora discurre por las neuronas, después por los nervios, interacciona con el músculo mediante la llamada placa motora y, finalmente, el músculo es quien ejecuta la contracción muscular.    
Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.
Tiempo de lectura: 5 min

Las Enfermedades musculares o Miopatías en primera persona

Profesionales y pacientes te explican cómo se convive con la enfermedad
Las enfermedades hereditarias hoy por hoy no tienen un tratamiento curativo, con lo cual la mayoría de los tratamientos son sintomáticos. En cuanto a las adquiridas, un 70-80% de las miopatías inflamatorias tienen un tratamiento satisfactorio.

Las enfermedades musculares o miopatías son enfermedades raras donde la interrelación entre los diferentes especialistas (clínicos, patólogos, genetistas, etc.) es crucial para un correcto diagnóstico y un apropiado seguimiento y tratamiento del paciente. En algunas ocasiones, el diagnóstico se puede realizar con la simple exploración física del paciente, pero también existen pruebas complementarias como el electromiograma, la resonancia magnética, la medición de enzimas musculares en sangre, la biopsia muscular, la prueba de isquemia del antebrazo, etc.

Los síntomas y signos con los que usualmente se presentan las miopatías son la debilidad muscular, la intolerancia al ejercicio, una destrucción masiva muscular (rabdomiólisis), dolor, atrofia, rampas, contracturas musculares, etc. 

Tipos de Enfermedades Musculares o Miopatías

Las enfermedades musculares se clasifican en dos grandes grupos: 

Persona que le cuesta subir escaleras y un rayo que indica dolor

Miopatías Inflamatorias Idiopáticas:

  • Dermatomiositis (DM). Se caracteriza por debilidad muscular proximal, es decir, afecta a los músculos que están más cercanos a la parte central del cuerpo. Los pacientes suelen manifestar dificultad para levantarse de una silla, subir escaleras o levantar los brazos por encima de la cabeza. También es típica la presencia de lesiones cutáneas en cara y manos.
  • Miositis con cuerpos de inclusión (MCI). Se manifiesta en personas mayores de 50 años y se caracteriza por debilidad muscular distal, es decir, afecta a aquellos músculos más alejados de la parte central del cuerpo como los cuádriceps y los flexores de los dedos de la mano.
  • Miopatía necrosante inmunomediada (MNIM). Se caracteriza por debilidad muscular proximal de instauración rápida. 
  • Síndrome antisintetasa (SAS). Se caracteriza por debilidad proximal, afectación del pulmón (en forma de inflamación o fibrosis) y artritis (inflamación de las articulaciones), aunque no todos los pacientes tienen las tres manifestaciones. Los pacientes también pueden presentar fiebre, fenómeno de Raynaud (cambio de coloración de los dedos de las manos y pies con el frío o el estrés) y descamación y fisuras de las manos (conocido como ‘manos de mecánico’).
  • Miositis asociada a otra enfermedad autoinmune (formando un síndrome de solapamiento o de superposición). Ocurre cuando un paciente tiene una miositis de las nombradas anteriormente junto a otra enfermedad autoinmune (como el lupus eritematoso sistémico, esclerosis sistémica, vasculitis, etc).
  • Polimiositis. Al igual que la MNIM se presenta en forma de debilidad muscular proximal y la diferencia entre ambas reside en los hallazgos de la biopsia muscular. 
Medicamentos, pastillas

Miopatías tóxicas. Son enfermedades musculares derivadas del consumo de ciertas sustancias como el alcohol, corticoides, narcóticos, colchicina (se usa para prevenir los ataques de gota) o cloroquina (se usa para prevenir la malaria, así como en determinadas enfermedades inmunitarias como la artritis reumatoide o el lupus eritematoso sistémico).

Tiroides

Miopatías endocrinológicas. Son enfermedades musculares producidas por desórdenes de hormonas como el tiroides y las paratiroides y de las glándulas suprarrenales y la pituitaria.

Mujer con dolor generalizado

 Miopatías asociadas a enfermedades sistémicas. 

Persona tumbada y monitorizada en una camilla en estado crítico

Miopatía del paciente crítico. 

Persona con debilidad muscular en pelvis y piernas

Distrofias musculares. Todas ellas son degenerativas, progresivas y hereditarias, con mucha variabilidad entre ellas:

  • Distrofinopatías (Duchenne y Becker). Son enfermedades neuromusculares caracterizadas por atrofia y debilidad musculares progresivas como consecuencia de la degeneración de los músculos esqueléticos y, en ocasiones, del músculo cardíaco.
  • Distrofias de cinturas escapular y pélvica. En estos casos afecta a la fuerza en hombros y brazos (escapular) y en piernas y muslos (pélvica).
  • Distrofia miotónica de Steinert. Es la más frecuente de las distrofias. Combina el patrón clásico de toda distrofia (degenerativo, progresivo…) con el llamado fenómeno miotónico que consiste en la dificultad de relajar un músculo una vez ha llevado a cabo una contracción (por ejemplo, cerrar la mano con fuerza). Además, se considera una enfermedad más sistémica, ya que con mucha frecuencia hay problemas cardíacos, endocrinológicos, de cataratas, calvicie precoz….
  • Distrofia facioescapulohumeral. Se caracteriza por debilidad muscular progresiva y afecta a de forma predominante a los músculos de la cara y de los hombros. 
  • Distrofia oculofaringea. Afecta a la musculatura ocular con caída de los párpados y la musculatura de la faringe con problemas para tragar. 
Adormecimiento u hormigueo en manos y pies

Miopatías distales. Enfermedades musculares con predominio de debilidad y atrofia que comienza en los pies y/o las manos, a diferencia de la mayoría de las otras distrofias donde se afectan los músculos de brazos y piernas. 

Hombre cansado sudando al bajar las escaleras

Glucogenosis musculares. En sentido amplio deben entenderse como miopatías metabólicas, lo cual, a diferencia de las otras miopatías, por regla general, implica falta de fuerza solo en caso de esfuerzos mantenidos o prolongados. Las dos formas más importantes son la enfermedad de Pompe y la enfermedad de Mc Ardle: 

  • Enfermedad de Pompe. Puede presentarse en su forma infantil o de adulto. Es de causa genética y hay deficiencia de una enzima llamada alfa-glucosidasa. En las formas infantiles la actividad de la enzima es prácticamente cero y, por tanto, son formas muy graves (los pacientes mueren antes del año de vida). En las formas del adulto se conserva algo de actividad de la enzima (25-30%) con lo cual son menos graves. Desde hace casi 20 años se dispone de tratamiento efectivo (reemplazo de la enzima), lo que requiere tratamiento de por vida. 
  • Enfermedad de Mc Ardle. También genética, se manifiesta en forma de destrucción masiva muscular cuando el paciente desarrolla una actividad muscular más o menos intensa. A diferencia de la enfermedad de Pompe, no se dispone de tratamiento efectivo.
Sistema nervioso central que experimenta dolor

Miopatías o encefalomiopatías mitocondriales. Son enfermedades muy raras en las que el cerebro y el músculo son los órganos más afectados ya que son los que tienen un mayor metabolismo aeróbico (mayor consumo de oxígeno).

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Jose César Milisenda
Josep M. Grau Junyent
Sergio Prieto González

Publicado: 18 de noviembre del 2020
Actualizado: 18 de noviembre del 2020

La donaciones que pueden realizarse desde esta página web son exclusivamente en beneficio del Hospital Clínic de Barcelona a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica, y no para la Fundación BBVA, colaboradora del proyecto PortalClínic.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.