Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Diagnóstico de la Gripe

Tiempo de lectura: 3 min

En general, el diagnóstico suele ser clínico, es decir, se basa en los síntomas que la persona presenta y que son compatibles con la infección por el virus de la influenza; en la coincidencia con la temporada gripal y en los datos epidemiológicos, como haber estado en contacto con personas infectadas por el virus de la influenza.

En la mayoría de las personas que tienen gripe no es necesario realizar pruebas diagnósticas debido a que los resultados de estas pruebas no cambian o modifican el tratamiento que van a recibir que, por lo general, consiste en la hidratación, medidas de control de la fiebre y reposo.

Las personas que tienen riesgo de desarrollar complicaciones por la gripe (mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, personas mayores de 65 años, personas  con enfermedades crónicas como el asma, enfermedades cardiacas y pulmonares, diabetes, personas con deficiencias en el sistema inmunológico) se les pueden realizar otras pruebas diagnósticas con el objetivo de iniciar un tratamiento antiviral temprano  que ayude a atenuar los síntomas, reducir la severidad de la infección  y las complicaciones que pueden llegar a ser graves o mortales en estas personas.

Pruebas para diagnosticar la Gripe

Para realizar las pruebas de diagnóstico del virus de la influenza, se necesita realizar muestras respiratorias que deben ser tomadas tan pronto como sea posible. Estas pueden ser:

Persona frotis nasofaríngeo

Frotis nasofaríngeo. Se realiza con dos hisopos especiales que permiten recoger muestras de garganta y nariz y no produce ningún daño salvo un cosquilleo y ganas de estornudar. Se introduce un hisopo muy fino por la nariz que se rota tres veces para recoger la mayor cantidad de células. Con otro hisopo, un poco más grueso, se coge una muestra de la garganta con el mismo procedimiento de frotar unas tres veces el hisopo para intentar recoger la mayor cantidad de células.

Persona lavado nasal

Lavados nasofaríngeos. En general, se utiliza en niños pequeños porque son sencillos y fáciles de hacer. Para esta toma de muestra se utiliza una jeringuilla para administrar 1 - 1.5 ml de solución salina estéril en una de las fosas nasales mientras se tapa la otra, luego se aplica succión a la jeringuilla para recuperar la solución salina y las secreciones nasales. Esta muestra se envía al laboratorio en un envase que tenga medio de cultivo para virus para mantener la calidad de la muestra.

Lavado broncoalveolar

Lavado bronco-alveolar. Se realiza en los pacientes ingresados en la UCI.

Existen varios tipos de pruebas diagnósticas para identificar el virus de la influenza:

Bacterias de la microbiota intestinal en una placa de Petri

Aislamiento viral. Consiste en cultivar la muestra respiratoria y aislar el virus.

Célula del sistema inmunitario con anticuerpos

Detección de proteínas virales. Se realiza mediante pruebas que unen anticuerpos con las proteínas del virus. Su visualización en la muestra respiratoria del paciente confirma el virus.

Molécula o hélice de ADN

Detección de material genético del virus. Se realiza mediante el uso de pruebas moleculares que extraen de las muestras respiratorias el material genético del virus. En este caso, se aísla ácido ribonucleico o ARN del virus y, si se detecta en la muestra, se confirma la presencia del virus.

En la época gripal y debido a la cantidad de pacientes en los servicios de urgencias, se realizan pruebas rápidas de detección de antígenos que dan resultados en 30 minutos. Esta técnica solo puede diferenciar el virus de la influenza del tipo A y B. Su limitación es su baja sensibilidad y debe interpretarse junto con los datos clínicos del paciente.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Anna Llupià
Antoni Trilla
Catia Cillóniz Campos
Gemina Santana

Publicado: 10 de marzo del 2020
Actualizado: 10 de marzo del 2020

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.

Noticias relacionadas con Gripe