Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Preguntas frecuentes sobre Leucemia Mieloide Aguda

Tiempo de lectura: 3 min
¿La leucemia mieloide aguda es hereditaria?

No. A día de hoy los estudios realizados en este campo sostienen que la leucemia no es hereditaria sino adquirida.

¿La leucemia aguda es contagiosa?

No. La leucemia no es una enfermedad contagiosa. Las medidas de precaución que se toman en relación al paciente –por ejemplo, el uso de una máscara de filtro- son para evitar que el enfermo se infecte con cualquier virus/bacteria que pueda agravar su estado de salud, ya que, a consecuencia de la quimioterapia, tiene las defensas bajas y es más vulnerable.

¿Tengo que ingresar cada vez que me administren el tratamiento?

Dependerá del tipo de tratamiento que el equipo médico decida administrar para cada caso. Hay tratamientos que pueden realizarse de forma ambulatoria, mientras otros requieren hospitalización.

¿El tratamiento me afectará a la fertilidad?

Sí. En la mayoría de los casos puede afectar a la fertilidad, aunque no todos los fármacos citotóxicos tienen el mismo potencial. Después del tratamiento se puede evaluar, en caso necesario, la función reproductora con los profesionales correspondientes. No en todos los casos se ve afectada de forma definitiva ya que hay pacientes que tras años de curación han sido madres/padres.

¿El trasplante de médula ósea es inevitable?

No todas las LMAs requieren realizar posteriormente un trasplante de médula. Depende de varios factores como la edad, el estado de salud, el tipo de leucemia, la respuesta al tratamiento previo, así como de la disponibilidad de donante compatible.

En caso de trasplante de médula ósea, ¿quién puede ser donante?

En los trasplantes alogénicos las células madre se obtienen de un donante sano compatible. Cuando se trata de un familiar del mismo paciente –generalmente hermano/a- se denomina donante emparentado, y si no se dispone de un familiar directo compatible se debe iniciar una búsqueda de donante no emparentado en los diferentes registros internacionales. También pueden ser donantes en algunos casos los padres o hijos de los pacientes.

¿Qué debo hacer si tengo fiebre tras el tratamiento con quimiotarapia?

Debe acudir inmediatamente al hospital. La fiebre se trata de un mecanismo de defensa que tiene el organismo para indicar, probablemente,  la presencia de una infección. Después de un tratamiento con quimioterapia las defensas son muy bajas y debe extremarse la precaución para evitar complicaciones. En el hospital, tras una exploración para confirmar el motivo de la fiebre y el estado de sus defensas, el equipo médico determinará la necesidad de administrar antibióticos y/o ingreso hospitalario.

¿Debo ir acompañado al tratamiento ambulatorio?

En la medida de lo posible se recomienda ir acompañado.

¿Se puede complementar el tratamiento con terapias alternativas?

Debe consultar siempre con su el equipo médico la posibilidad de realizar estas terapias. Es un término muy amplio, algunas se desaconsejan y otras no están contraindicadas.

¿Puedo tener relaciones sexuales?

Se pueden mantener relaciones sexuales siempre que el estado general del paciente lo permita. A pesar de que el tratamiento reduce las probabilidades de quedarse embarazada, se deben tomar medidas de protección para evitar embarazos.

¿Cómo me afectará el tratamiento físicamente?

Puede tener caída del cabello (alopecia). Se produce por la acción de los distintos fármacos sobre el folículo piloso que provocan su destrucción. Es un efecto secundario que no aparece siempre, ya que depende del tipo de medicamento empleado. Asimismo, existe la posibilidad de que la caída de pelo sea generalizada, es decir, que además de afectar al cuero cabelludo, lo haga a otras partes del cuerpo, como las axilas, brazos, piernas, cejas, pestañas... Es un efecto reversible -el cabello suele volver a crecer a los 2 o 3 meses después de finalizar el tratamiento-, aunque a veces el cabello puede crecer con características diferentes a las originales. También puede aparecer enrojecimiento (eritema), sequedad y descamación de la piel. Las uñas pueden volverse de coloración oscura, quebradizas, romperse con facilidad y aparecer bandas verticales en ellas. Igualmente, es frecuente durante el tratamiento sentirse más cansado.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Qué es el Cáncer?

Información general sobre el Cáncer

Leer más

Información documentada por:

Laia Guardia Roca
Marina Díaz Beyá

Publicado: 8 de abril del 2019
Actualizado: 8 de abril del 2019

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.