Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Tratamiento de la Leucemia Mieloide Aguda

Tiempo de lectura: 4 min

El tratamiento de la leucemia varía en función, por una parte, de la edad y el estado general del paciente y, por otra parte, de las características genéticas y moleculares de la enfermedad. 

El único tratamiento curativo en la mayoría de las leucemias es la quimioterapia que se puede aplicar solo a pacientes que tengan un buen estado de salud general, según su edad y otras enfermedades. 

Tratamiento farmacológico

Durante el proceso de tratamiento que se realiza con quimioterapia también se aplican otros tratamientos farmacológicos no quimioterápicos para evitar efectos adversos de la quimioterapia como, por ejemplo para tratar de evitarn los vómitos, o bien transfusiones de glóbulos rojos o de plaquetas cuando el paciente lo requiera. También, se realizan otros tratamientos para tratar las posibles complicaciones durante el proceso, como pueden ser los antibióticos para tratar las infecciones.

Bolsa para aplicar quimioterapia intravenosa

Tratamiento intensivo con quimioterapia. Está indicado en el paciente joven que puede tolerar este tipo de terapia intensiva. El objetivo principal de cualquier tratamiento en las leucemias es conseguir erradicar la enfermedad, lo que se denomina remisión completa de la enfermedad. 

Normalmente existen dos fases: el tratamiento de inducción a la remisión y el tratamiento postremisión o consolidación. 

  • Fase de inducción. Se basa en quimioterapia intensiva que consiste en la administración de diversos agentes quimioterápicos endovenosos para erradicar células leucémicas de la sangre y la médula ósea (remisión completa), lo que permite la recuperación de la función medular  y  la producción normal de las células sanguíneas normales.
  • Fase de consolidación. Consiste en más ciclos de quimioterapia con el fin de destruir las células leucémicas residuales (aunque no se vean con el microscopio), ya que si estas no reciben más tratamiento pueden provocar una recaída de la enfermedad. En general, existen dos opciones de tratamiento postremisión. Una u otra opción se escoge en función de la edad y el estado general del paciente, del tipo de leucemia, de la respuesta al tratamiento previo, así como de la disponibilidad de donante compatible: 

La leucemia aguda promielocítica tiene un tratamiento específico diferenciado del resto de LMAs que consiste en la administración de una inducción con quimioterapia junto con un agente diferenciador (ácido transretinoico ATRA) y, luego, consolidaciones con quimioterapia y ATRA. Actualmente existen combinaciones con ATRA y otro agente no quimioterápico (trióxido de arsénico) con buenos resultados. Este tratamiento ya se está aplicando a las leucemias agudas promielocíticas de riesgo no alto. 

Extracción de sangre a un paciente para trasplante de médula

Tratamiento atenuado sin quimioterapia. En los pacientes mayores (en general de más de 70 años) o con una o más enfermedades importantes, dada la mala tolerancia y los importantes efectos adversos de la quimioterapia intensiva, así como la menor probabilidad de respuesta de la LMA del paciente de edad avanzada, se adoptan estrategias terapéuticas distintas. Las más usadas son los agentes hipometilantes (no quimioterapia) que se pueden aplicar de manera ambulatoria si la condición del paciente lo permite.

El tratamiento atenuado tiene como finalidad retrasar al máximo la progresión de la enfermedad y causar la menor toxicidad y mejor calidad de vida al paciente.

Nuevas terapias

Los ensayos clínicos forman parte del proceso de investigación del cáncer y se llevan a cabo para determinar si los tratamientos nuevos son tolerables y eficaces, y/o mejores que los tratamientos estándares.

Cuando los ensayos clínicos muestran que un nuevo tratamiento es mejor que el tratamiento estándar, es posible que se convierta en el nuevo tratamiento estándar. Los tratamientos estándares actuales se basan en ensayos clínicos anteriores. Los pacientes que participan en un ensayo clínico reciben el tratamiento estándar o pueden recibir el tratamiento nuevo. Cuando los médicos de un centro disponen de un ensayo clínico adecuado a un paciente, este puede elegir participar en el ensayo clínico (del que normalmente se espera un beneficio adicional) o no participar en el ensayo clínico y recibir el tratamiento estándar. Los ensayos clínicos de los que dispone un centro varían a lo largo del tiempo. 

Tratamiento paliativo

El tratamiento paliativo no es un tratamiento curativo, sino que tiene como finalidad atenuar los síntomas de la enfermedad. Suele administrarse vía oral o mediante transfusiones de glóbulos rojos. De todas formas, cuando existen molestias o dolor se realiza un tratamiento adecuado con antiálgicos para tratar este síntoma. También los cuidados paliativos ayudan a aliviar los síntomas, como el dolor, la angustia emocional y espiritual de los pacientes y de sus familias.

Complicaciones del tratamiento

Los efectos secundarios más frecuentes del tratamiento de quimioterapia, así como las recomendaciones para paliarlos se pueden consultar en el siguiente enlace.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Qué es el Cáncer?

Información general sobre el Cáncer

Leer más

Información documentada por:

Laia Guardia Roca
Marina Díaz Beyá

Publicado: 8 de abril del 2019
Actualizado: 8 de abril del 2019

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.