Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Qué es un Cólico nefrítico?

Tiempo de lectura: 3 min

El cólico nefrítico representa una de las causas más frecuentes de consultas en los servicios de urgencias en todo el mundo (1% del total de pacientes atendidos) y el 30-40% de las consultas urológicas en urgencias.

La causa más frecuente de un cólico nefrítico es la litiasis urinaria (90%). En un 5-10% puede ser debido a otras causas de obstrucción de la vía urinaria como el síndrome de la unión pieloureteral, coágulos en la vía urinaria debidos al sangrado de algún proceso tumoral renal o ureteral, obstrucción ureteral debidos a otros procesos como enfermedades intestinales, ginecológicas, retroperitoneales, vasculares, oncológicas, etc. 

Signos y síntomas del Cólico Nefrítico

Durante la exploración médica, al golpear con el puño la zona lumbar, aumenta el dolor (percusión). El paciente suele estar ansioso, incómodo e inquieto al realizar esta exploración, así como demandar tratamiento analgésico para reducir este dolor. Puede acompañarse de náuseas, vómitos, palidez, sudoración y sensación de ganas de orinar. 

Pruebas para diagnosticar el Cólico Nefrítico

Vaso para muestras de orina con código de barras

Análisis de orina. Se pueden detectar presencia de glóbulos rojos, por lo que la orina tiene color rojo de la sangre, pero no siempre. También puede haber cristales, leucocitos (glóbulos blancos) y bacterias. 

diagnóstico:  analítica de sangre general para diagnóstico

Analítica de sangre. En presencia de fiebre está indicado realizar una analítica sanguínea para conocer el nivel de leucocitos (glóbulos blancos), la fórmula leucocitaria, … ya que su alteración se relaciona con una infección. También un urinocultivo.

Ecografía para diagnóstico y pruebas de la Artritis Reumatoide

Pruebas de imagen. Son imprescindibles en pacientes con fiebre o que tengan un solo riñón (monorrenos) y cuando el diagnóstico de la litiasis es dudoso.

Tratamiento del Cólico Nefrítico

La medida terapéutica más urgente en la fase aguda es la analgesia. Los fármacos de elección son los antiinflamatorios no esteroideos (AINES) como el diclofenaco sódico, dexketoprofeno trometamol, ibuprofeno, ketorolaco, metamizol o paracetamol. 

Otros fármacos son los opiáceos, espasmolíticos, antieméticos (metoclopramida ayuda en el control de las náuseas y vómitos) o ansiolíticos (benzodiazepinas para el control de la agitación y taquicardia ocasionada por el dolor).

Es importante saber que durante el cuadro agudo está restringida la ingesta de líquidos

Tras un control adecuado de los síntomas en urgencias, posteriormente se debe continuar un tratamiento domiciliario.

Una medida física, efectiva y fácil para aliviar el dolor es la aplicación de calor local como tratamiento complementario al farmacológico. 

Generalmente, una vez superada la fase aguda del cólico, se suele recomendar una ingesta forzada de líquidos para acelerar la expulsión del cálculo renal. Aun así, se necesitan más estudios para determinar la efectividad de esta medida. Hay fármacos que se usan como tratamiento médico expulsivo para favorecer la expulsión del cálculo como los alfabloqueantes, calcioantagonistas y corticoides.

En la mayoría de los casos, la fase aguda se resuelve favorablemente y, luego, junto con el tratamiento de mantenimiento y las medidas de soporte domiciliarias, se indica el estudio urológico ambulatorio.

No obstante, hay situaciones especiales en que la obstrucción de la vía urinaria por el cálculo provoca infección, sepsis, anuria (ausencia de orina por obstrucción bilateral o unilateral en pacientes con un sólo riñón) y obliga a realizar medidas invasivas y urgentes como el cateterismo ureteral (colocación de catéter a nivel del uréter desde la vejiga hasta el riñón para drenar la orina) o la colocación de nefrostomía percutánea (catéter colocado por punción percutánea lumbar hasta el riñón) para drenar la vía urinaria obstruida, junto con tratamiento antibiótico. Una obstrucción completa sin drenaje, a partir de las 4-6 semanas puede afectar la función del riñón.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Bárbara Romano Andrioni
Pilar Luque

Publicado: 16 de noviembre del 2020
Actualizado: 16 de noviembre del 2020

La donaciones que pueden realizarse desde esta página web son exclusivamente en beneficio del Hospital Clínic de Barcelona a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica, y no para la Fundación BBVA, colaboradora del proyecto PortalClínic.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.