Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Causas de la Litiasis renal

Tiempo de lectura: 3 min

Existen diferentes tipos de cálculos urinarios originados por distintas causas:

Molécula de calcio con flecha hacia arriba indicando un aumento

Litiasis cálcica. Es el tipo de litiasis más frecuente. Representan el 70-80% del total de las litiasis. Estos cálculos se forman debido a un aumento de la concentración de calcio en la orina. Su composición puede ser de oxalato cálcico (36-70%), de fosfato cálcico (6-20%) o mixtas (diferentes componentes en un mismo cálculo, 11-31%).

Este aumento de calcio se da en tres situaciones: 

  • Hipercalciuria. Cuando la eliminación de calcio en orina es mayor de 300 mg al día. Se dividen a su vez en tres grupos:
    • Absortivas. Cuando el exceso de calcio en orina se debe a un incremento en la absorción a nivel intestinal.
    • Excretoras. Cuando el exceso de calcio en orina se debe a que el riñón elimina mucho más calcio de lo normal.
    • Resortivas óseas. Cuando el exceso de calcio en orina se debe a un aumento de la reabsorción ósea del calcio, lo que produce una elevación de calcio en sangre que para compensar se elimina por la orina. El ejemplo más común de este tipo de alteración es el hiperparatiroidismo primario.
  • Hiperoxaluria. Se produce cuando la eliminación de oxalato en orina es mayor a 40 mg al día. Se divide en: 
    • Entérica. Aparece tras cuadros diarreicos intensos (enfermedad de Crohn, síndrome del intestino corto, etc.), lo que provoca un aumento en la absorción del oxalato de la dieta, con lo que el excedente acaba eliminándose por el riñón.
    • Endógena (tipos I y II). Está ocasionada por una alteración de la enzima que fabrica el ácido oxálico que provoca un aumento de este. 
  • Idiopáticas o de causa desconocida. Representan el 10-25% de las litiasis cálcicas.
  • Litiasis de estruvita o fosfato amónico magnésico, apatita o cálculos infecciosos.
Riñones y sistema urinario

Litiasis infecciosas. Representan del 6-20% del total de las litiasis. Suelen ser cálculos grandes, con una forma "coraliforme" (recuerdan la forma de los corales del mar). Son más frecuentes en mujeres. Están causadas por infecciones de orina originadas por gérmenes denominados ureolíticos. Se denominan así porque producen ureasa, una enzima que hace que la urea de la orina se transforme en radicales amonio y carbonato. Cuando existe infección de orina, el pH de la orina se vuelve más alcalino y, en esta situación, estos radicales se unen al magnesio o fosfato de la orina, lo que produce los cálculos de estruvita o fosfato amónico magnésico calcio; o fosfato de la orina, lo que causa los cálculos de carboapatita.

Cristales de ácido úrico

Litiasis de ácido úrico. Representan el 6-17% del total de las litiasis. Se producen cuando la eliminación de ácido úrico en la orina es mayor a 600-800 mg al día (hiperuricosuria). Se distinguen tres tipos:

  • Idiopática (desconocida). Es la gran mayoría de este tipo de cálculos. Se da cuando la orina tiene un pH ácido (pH < 5.5), que favorece que las sustancias ácidas que hay en la orina se precipiten en forma de cálculos de ácido úrico.
  • Hiperuricemia. Se produce por un aumento de ácido úrico en sangre, como ocurre, por ejemplo, en la psoriasis, en la gota, etc. y su consecuente eliminación del exceso por orina.
  • Enterorrenal. Se produce por el consumo de dietas ricas en purinas las cuales se absorben a nivel intestinal y se produce un aumento de ácido úrico en sangre con su consecuente eliminación del exceso por orina.
ADN

Litiasis de cistina. Se produce por la eliminación de cistina en orina (más de 150-200 mg al día). Se debe a una enfermedad familiar hereditaria que hace que el riñón excrete mucha cantidad de varios aminoácidos entre los que se encuentra la cistina. Es el único aminoácido que no es soluble en el pH habitual de la orina y se precipita en forma de cálculos. Representan el 0,5-3% del total de las litiasis. 

Litiasis urinaria

Miscelánea (otros tipos). Representan del 1 al 4% del total de las litiasis. Un ejemplo son los cálculos de xantina. La xantinuria es una enfermedad hereditaria autosómica dominante (si se hereda el gen anormal de solo uno de los padres, podemos presentar la enfermedad). Existe un déficit en la enzima xantino-oxidasa que produce un aumento de xantina e hipoxantina en la orina, precipitando estas sustancias en forma de cálculos.

¿Tener piedras en el riñón es hereditario?

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Bárbara Romano Andrioni
Pilar Luque

Publicado: 16 de noviembre del 2020
Actualizado: 16 de noviembre del 2020

La donaciones que pueden realizarse desde esta página web son exclusivamente en beneficio del Hospital Clínic de Barcelona a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica, y no para la Fundación BBVA, colaboradora del proyecto PortalClínic.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.