Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Qué es el Síndrome de Sjögren?

Tiempo de lectura: 2 min

El síndrome de Sjögren es una enfermedad autoinmune y sistémica. Autoinmune, porque el sistema inmunitario encargado de defender al organismo de las agresiones externas, reacciona por causas desconocidas contra el propio organismo, por lo que se producen los llamados “autoanticuerpos” y lesiones de estructuras propias. En el caso del síndrome de Sjögren, el organismo ataca a las glándulas exocrinas que son las encargadas de producir líquidos como la saliva, las lágrimas, secreciones de la laringe y de la tráquea, secreciones vaginales, líquidos que hidratan, lubrican y suavizan las partes del organismo que están en contacto con el exterior las llamadas mucosas que son los tejidos que recubren la boca, la nariz, los ojos, etc.…).

El daño que el propio sistema inmunológico produce en las glándulas exocrinas las incapacita para fabricar de forma correcta estos líquidos, por lo que el paciente tiene síntomas de sequedad en estas zonas.

Y es una enfermedad sistémica porque, además de los síntomas de sequedad, puede afectar a cualquier órgano del cuerpo y producir una gran variedad de síntomas y afectaciones.

Clasificación del Síndrome de Sjögren

El síndrome de Sjögren se clasifica en dos tipos en función de si la enfermedad está acompañada o no de otras enfermedades autoinmunes:

Boca seca, xerostomía

Síndrome de Sjögren primario. Aparece sin la presencia de otra enfermedad autoinmune asociada.

Hombre con manchas en la piel

Síndrome de Sjögren asociado a otras enfermedades. El término Síndrome de Sjögren secundario, utilizado desde hace años derivado de una traducción del inglés, es un término mal usado porque la palabra “secundario” parece indicar que se trata de algo que no tiene importancia o que está causado por otra enfermedad. En este caso, el paciente, además del Sjögren, presenta otras enfermedades autoinmunes o reumatológicas. Las más frecuentes son el lupus eritematoso sistémico, la artritis reumatoide, la esclerosis sistémica o las miopatías inflamatorias. El síndrome de Sjögren también puede asociarse con enfermedades autoinmunes que afectan a un único órgano (“órgano-específicas”). Las más frecuentes son la tiroiditis, la colangitis biliar primaria o la hepatitis autoinmune.

¿A cuántas personas afecta el Síndrome de Sjögren?

Puede aparecer en todas las edades y en ambos sexos, pero es más frecuente en mujeres mayores de 40 años, en una proporción que llega a ser de hasta 15 mujeres por cada hombre afectado por la enfermedad.

La prevalencia de la enfermedad (lo que sería la frecuencia en la población) está alrededor del 0,1-0.01% (es decir, una de cada 1.000-10.000 personas podría tenerla), lo que la convierte en la enfermedad autoinmune sistémica más frecuente.

Aproximadamente el 20-30% de los pacientes con artritis reumatoide, lupus eritematoso sistémico o esclerosis sistémica pueden presentar un síndrome de Sjögren asociado.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Manuel Ramos Casals

Publicado: 28 de mayo del 2019
Actualizado: 28 de mayo del 2019

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.