Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Tratamiento de los Trastornos de Ansiedad

Tiempo de lectura: 3 min
Médico hablando con una paciente

Tratamiento psicológico. El tratamiento psicológico que consigue mejores resultados para la mayoría de trastornos de ansiedad es la terapia cognitivo-conductual (TCC) que incluye lo que se llama "exposición". La TCC tiene como objetivo que la persona aprenda a afrontar ("exponerse a") las situaciones que le dan miedo/ansiedad o las cosas que ha dejado de hacer, sin utilizar conductas de evitación ni de seguridad, de tal manera que la persona compruebe que la ansiedad va disminuyendo sin escapar de la situación.

Paciente y terapeuta definen un programa de tratamiento para ir afrontando las situaciones temidas y conseguir una disminución de la ansiedad. Este tratamiento psicológico requiere de una implicación activa por parte del paciente durante semanas o meses. Conseguir cambios efectivos a través del propio trabajo es muy importante para la persona que tiene el trastorno, porque mejora la auto-confianza y permite seguir afrontando situaciones temidas y mantener las mejoras conseguidas.

Fármacos azules y verdes correctos

Tratamiento farmacológico. Los trastornos de ansiedad, a menudo, son tratados con tratamiento farmacológico. Los más utilizados son un tipo de antidepresivos que se llaman inhibidores selectivos de la recaptación de la serotonina que tardan unas semanas en hacer efecto. A pesar de que se llamen "antidepresivos", estos fármacos han sido muy estudiados también en el tratamiento de los trastornos de ansiedad. Mientras se espera la respuesta del tratamiento con antidepresivos se puede recomendar la utilización de otra familia de fármacos, las benzodiacepinas, durante un tiempo muy breve. Cuando se prescriben estos fármacos, se debe informar a los pacientes de los efectos secundarios, de la duración del tratamiento y de la no conveniencia de interrumpirlo de forma brusca.

El papel de los familiares

Hay muchos factores que influyen en el origen y evolución de los trastornos que afectan a la salud mental. En este sentido, el entorno social y, en especial, la familia de aquellas personas que tienen un trastorno de ansiedad son aspectos importantes. Cuando estos trastornos afectan a niños y adolescentes, la familia tiene un papel fundamental y será necesario involucrarla en el tratamiento.

Trabajar con la familia puede ser útil para que aprendan a identificar los síntomas y el funcionamiento de la ansiedad, colaborar de manera activa en el tratamiento y modificar estilos de relación con los pacientes que, a veces, hacen que el trastorno se siga manteniendo (como la sobreprotección, la participación en las conductas de seguridad, el exceso de crítica y exigencia, etc.).

El familiar, conjuntamente con el profesional y el paciente, puede colaborar en las tareas que el paciente tiene que hacer para exponerse a las situaciones temidas.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Eduard Forcadell López
Luisa Lázaro García
Miquel Àngel Fullana Rivas
Sara Lera Miguel

Publicado: 29 de enero del 2019
Actualizado: 29 de enero del 2019

La donaciones que pueden realizarse desde esta página web son exclusivamente en beneficio del Hospital Clínic de Barcelona a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica, y no para la Fundación BBVA, colaboradora del proyecto PortalClínic.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.