Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Qué es la Queratoplastia endotelial?

Tiempo de lectura: 3 min

La queratoplastia endotelial es una técnica para reemplazar la capa interna de la córnea con la capa interior de una córnea del donante a través de una pequeña incisión (apertura). 

Beneficios de la queratoplastia endotelial

  • Mejora visual. Aproximadamente el 75% de las personas trasplantadas tienen una visión suficiente como para conducir. La recuperación puede tardar hasta unos seis meses.

Riesgos de la queratoplastia endotelial

  • Complicaciones raras, pero graves:
    • Infecciones que pueden afectar a la visión (1 de cada 1.000).
    • Hemorragia grave que causa pérdida de visión.
    • Desprendimiento de retina.
    • Inflamación severa.
  • Rechazo de trasplante de córnea. En uno de cada seis pacientes durante los dos años después del trasplante puede haber un rechazo. A menudo, este rechazo puede ocurrir porque el paciente suspende sin orden médica la medicación antirechazo. Cuando un injerto falla, la córnea pierde su transparencia, se nubla de nuevo y la visión se vuelve borrosa.
  • Glaucoma. Esta complicación en general se puede controlar mediante la aplicación de gotas para intentar bajar la presión intraocular, pero, de forma ocasional, requiere cirugía.
  • Dislocación del injerto. Alrededor del 10% de los injertos endoteliales se dislocan y necesitan ser reposicionados en el quirófano mediante la introducción de una burbuja de aire.
  • Cataratas. Se puede operar mediante la colocación de una lente intraocular.

La intervención: queratoplastia endotelial

En general, la operación se realiza bajo anestesia local y dura aproximadamente una hora. Se retira el endotelio dañado a través de una pequeña incisión (apertura) y se reemplaza por un disco de 8,0 mm del endotelio del donante. Se inserta y se presiona en la posición contra la parte posterior de la córnea con una burbuja de aire. 

Cuidados después del trasplante

Se debe guardar reposo durante una hora después de la operación y durante las 24 horas siguientes en posición acostado boca-arriba para asegurar la adhesión del trasplante del endotelio en la parte posterior de la córnea (mediante una burbuja de aire que se reabsorbe en 24-48h). Por lo general, solo se usan dos puntos o ninguno para cerrar la incisión.

Por lo general, el paciente es dado de alta el mismo día y al día siguiente el cirujano hace un seguimiento de la intervención y, posteriormente, a la semana para asegurarse que el injerto está en posición adecuada.

Durante el primer año el paciente tendrá aproximadamente seis visitas y se aconseja una baja laboral de dos semanas.

A lo largo del primer año, el paciente se deberá administrar gotas oculares antirechazo y, en algunos casos, se recomienda una gota al día de manera indefinida. La retirada de puntos se realiza entre el segundo y tercer mes tras la cirugía.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Gloria Ferrer
Jorge Peraza Nieves

Publicado: 27 de noviembre del 2019
Actualizado: 27 de noviembre del 2019

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.