Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Cómo funciona una vacuna?

Tiempo de lectura: 1 min

El funcionamiento de las vacunas se basa en entrenar el sistema inmunitario para producir anticuerpos frente a determinados microorganismos, al igual que ocurre cuando nos exponemos a una infección, pero con la ventaja de no desarrollar la enfermedad.

Las vacunas contienen microorganismos inactivados o atenuados que al entrar en el cuerpo “engañan” al sistema inmunitario haciéndole pensar que está siendo atacado por un patógeno. Esto genera una respuesta inmunitaria específica contra el o los microorganismos de la vacuna, pero sin que se deban sufrir las consecuencias de la enfermedad.

La mayoría de las vacunas generan memoria inmunológica a largo plazo. De esta forma, cuando en un futuro la persona entre en contacto con la infección natural, el sistema inmunitario, que ya estará entrenado, reconocerá el microorganismo y producirá anticuerpos que evitarán la enfermedad.

Por lo general son necesarias varias dosis de vacuna, espaciadas en el tiempo, para obtener una respuesta inmunitaria adecuada.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Anna Vilella
Antoni Trilla
Marta Aldea

Publicado: 13 de enero del 2022
Actualizado: 13 de enero del 2022

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.