Clínic Barcelona
Temas de Salud

Un dispositivo de oxigenoterapia mejora la tolerancia al esfuerzo de pacientes con enfermedades pulmonares intersticiales

Uno de los componentes más importantes del tratamiento de pacientes con enfermedades pulmonares intersticiales, como la fibrosis pulmonar, es la oxigenoterapia. Sin embargo, al realizar un esfuerzo físico, esta aportación de oxígeno puede resultar insuficiente en muchos casos. Para mejorar esta situación, el Grupo de Trabajo de Enfermedades Pulmonares Intersticiales del Hospital Clínico ha puesto a prueba un nuevo dispositivo combinado de ventilación no invasiva (VNI) asociada a la oxigenoterapia.

Imagen del dispositivo de ventilación no invasivo utilizado en el estudio del Grupo de Trabajo de Enfermedades Pulmonares Intersticiales del Hospital Clínic

Las enfermedades intersticiales pulmonares se caracterizan, en algunos casos, por inflamación y, en otros, por tendencia a la fibrosis pulmonar, que conlleva una pérdida de alvéolos pulmonares (la parte de los bronquios que permite la entrada de oxígeno a la sangre), y, por tanto, este espacio pulmonar queda ocupado por tejido fibroso que ya no es funcional. Todo esto genera caída de los niveles de oxígeno arterial especialmente cuando se realiza actividad física, que tiende a progresar con la evolución de la enfermedad.

La oxigenoterapia en el domicilio supone importantes beneficios para los pacientes con enfermedad intersticial lo que permite mejorar la concentración de oxígeno en la sangre arterial. Esta terapia consiste en la administración de oxígeno desde un depósito o tanque, con la ayuda de un aparato concentrador que finalmente llega al paciente a través de unas cánulas nasales. La evidencia científica demuestra que la administración de oxígeno durante más de 15 horas al día mejora la supervivencia de los pacientes que presentan insuficiencia respiratoria crónica.

Sin embargo, en algunos momentos, como, por ejemplo, durante la realización de esfuerzo físico, los dispositivos convencionales de administración de oxígeno no se pueden utilizar debido a la dificultad de transporte. En estos casos se pueden utilizar equipos de oxigenoterapia portátiles, pero debido a las limitaciones de flujo de estos sistemas su uso puede resultar insuficiente para satisfacer los requerimientos de oxígeno de los pacientes durante el esfuerzo.

Por este motivo, teniendo en cuenta los diferentes mecanismos que contribuyen a la insuficiencia respiratoria en este conjunto de enfermedades se planteó el efecto beneficioso de un sistema de ventilación no invasiva (VNI) asociado a la oxigenoterapia con el objetivo de mejorar el volumen pulmonar que el paciente realiza con cada inspiración (volumen corriente) y reducir el trabajo respiratorio y la sensación d'ofec con el esfuerzo.

El Grupo de Trabajo de Enfermedades Pulmonares Intersticiales del Hospital Clínic ha realizado recientemente un estudio donde se compara la oxigenoterapia convencional con el uso de un sistema combinado de ventilación no invasiva añadido al flujo de oxígeno habitual de los pacientes. Se comprobó su eficacia durante la realización del test de la marcha de seis minutos. Este nuevo sistema consta de un ventilador de presión positiva (BIPAP) conectado a un depósito de oxígeno a través de un adaptador que se suministra al paciente a través de una mascarilla oronasal.

El estudio comprobó la efectividad del uso combinado de oxigenoterapia y este dispositivo de ventilación no invasivo. Se pudo demostrar que el uso del sistema no invasivo aumenta la saturación de oxígeno en los pacientes. También mejoró la tolerancia al ejercicio y disminuyó de manera significativa la sensación de ahogo, en comparación con los resultados cuando se utilizan las cánulas nasales tradicionales.

Todo esto implica un avance importante en la tolerancia al esfuerzo físico, la disminución de la sensación de ahogo y, posiblemente, podría mejorar los resultados de la rehabilitación en estos pacientes. A consecuencia, podría mejorar de forma significativa su calidad de vida.

Autora: Dra. Sandra Cuerpo, neumóloga del Grupo de Investigación en Inflamación y reparación en enfermedades respiratorias