Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Causas del Cáncer de Cuello Uterino

Tiempo de lectura: 2 min
Virus papiloma humano, VPH

El cáncer de cuello uterino está causado, prácticamente en el 100% de los casos, por el virus del papiloma humano (VPH). El VPH es un virus que se transmite mediante el contacto sexual y afecta a más del 80% de las mujeres a lo largo de la vida.  En España, se estima que el 14% de las mujeres entre 18-65 años están infectadas. La mayor incidencia se produce durante los primeros años de actividad sexual (prevalencia por debajo de los 30 años entre el 20-30%).

La familia de VPH está formada por más de 100 tipos (designados por un número), de los cuales solo unos 14 tipos son causantes de lesiones premalignas y CCU (denominados tipos de VPH de alto riesgo oncogénico). Los VPH tipo 16 y 18 son los que tienen mayor potencial maligno y los que provocan el 70% de todos los cánceres de cuello uterino.

La infección por VPH no produce síntomas, el promedio de duración es de unos 2 años y en el 80-90% de los casos se resuelve de forma espontánea. Solo las mujeres que son portadoras persistentes del virus tienen riesgo de desarrollar el cáncer de cuello uterino.

El VPH es el factor causal necesario, pero no suficiente, para desarrollar cáncer de cuello uterino. Dicho de otra forma, el cáncer de cuello uterino es una consecuencia poco frecuente de una enfermedad de transmisión sexual muy frecuente.

Los cánceres de cuello uterino negativos para el VPH son menos de 1-2% y con frecuencia corresponden a tipos de cáncer de cuello uterino menos frecuentes (adenocarcinomas).

Factores de riesgo

El principal factor de riesgo para desarrollar un cáncer de cuello de útero es tener una infección por VPH persistente a lo largo del tiempo sin que las defensas consigan eliminarla.  

Esta persistencia en el tiempo (más que la infección en sí misma) es el factor de riesgo principal para el desarrollo de lesiones premalignas. Estas pueden remitir espontáneamente, persistir o, en caso de no diagnosticarse o tratarse adecuadamente, evolucionar y transformarse en un cáncer de cuello uterino.

Existen diversos factores (también llamados cofactores) que contribuyen a que la infección VPH sea persistente, es decir, se mantenga en el tiempo y, por tanto, aumentan el riesgo de desarrollar un cáncer de cuello uterino. Los principales cofactores son:

Virus papiloma humano, VPH

Tipo de VPH. Los tipos 16 o 18 son los más agresivos, tienen una mayor capacidad de persistencia y provocan la mayoría de casos de CCU.

inmunodeficiencia, inmunodepresión, sistema inmune deprimido, defensas bajas, problemas del sistema inmune, disminución glóbulos blancos, disminución glóbulos rojos, disminución plaquetas

Inmunosupresión o disminución de las defensas causada por enfermedades como el VIH o por fármacos inmunosupresores que se administran a pacientes que han recibido un trasplante de órganos, o con enfermedades autoinmunes, reumatológicas, etc.

Tabaco, Cigarro

Consumo de tabaco.

pastillas redondas

Uso de anticonceptivos durante largos periodos de tiempo.

Embarazada

Elevado número de embarazos.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Aureli Torné Bladé
Lydia Gaba
María Jesús Sánchez
Àngels Rovirosa

Publicado: 21 de febrero del 2020
Actualizado: 21 de febrero del 2020

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.