Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Diagnóstico del Cáncer de Cuello de Útero

Tiempo de lectura: 2 min

Ante la presencia de signos y síntomas sugestivos de cáncer de cérvix la primera medida es acudir a un ginecólogo para hacer una exploración ginecológica. Si existe la sospecha de cáncer de cérvix se realiza una biopsia de la lesión sospechosa para llevar a cabo un estudio de anatomía patológica.

Exploración ginecológica

Exploración ginecológica y citología. La citología vaginal es una prueba que se lleva a cabo para el estudio de las células pertenecientes al cuello uterino de la mujer. Para ello, se le introduce un cepillo y una espátula para realizar un raspado suave en el cérvix. A partir de esta prueba, se puede detectar la posible existencia de lesiones premalignas o malignas.

Después del examen anatomopatológico se realizan otras pruebas para determinar el grado de extensión de la enfermedad. Las pruebas fundamentales son:

Tubo extracción de sangre

Análisis de sangre. Para ver si hay anemia, el estado de la función renal y hepática, pruebas de coagulación y los marcadores tumorales. En función del estado de salud de cada mujer pueden ser necesarias otras pruebas.

Para conocer otras enfermedades que pueda tener la paciente y su tratamiento, se solicitan otras pruebas como:

Aparato de Resonancia, RNM

Resonancia magnética abdomino pélvica o pélvica. Para conocer el tamaño y características de imagen del tumor (si está localizado en el cérvix o se ha extendido localmente hacia la vagina y/o los parametrios (tejidos muy próximos al cérvix y útero) y el estado de los ganglios pélvicos.

ecografía

En función de cada caso puede hacerse una ecografía ginecológica y un PET-TC. Esta última prueba no se hace de forma rutinaria, pero es muy útil en casos seleccionados para conocer la presencia de afectación tumoral de los ganglios de todo el cuerpo y la de metástasis (o extensión a distancia a otras partes del cuerpo como huesos, hígado y pulmones, por ejemplo).

Con todas las pruebas se conoce la extensión de la enfermedad o etapa o “estadio”. Todos los cánceres se clasifican en estadios y cada estadio tiene un tratamiento específico y un pronóstico con dicho tratamiento.

 

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Aureli Torné Bladé
Lydia Gaba
María Jesús Sánchez
Àngels Rovirosa

Publicado: 21 de febrero del 2020
Actualizado: 21 de febrero del 2020

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.