Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Coronavirus

Actualización COVID-19: ¿qué sabemos hasta ahora?

El próximo 17 de julio a las 11:30h en el canal de Youtube del Clínic

Tratamiento del Coronavirus SARS-CoV-2

Tiempo de lectura: 2 min

Actualmente no existe un tratamiento específico para el nuevo coronavirus, pero sí hay tratamientos para controlar y aliviar los síntomas. La mejor manera de prevenir la enfermedad es evitar la exposición a este virus.

Estudio de contactos

En la fase de contención de la epidemia de COVID-19 el objetivo es identificar, aislar y tratar todos los casos. Es difícil, porque algunas personas pueden presentar pocos o ningún síntoma. Los posibles casos deben cumplir los criterios clínicos y epidemiológicos (que se modifican según la evolución de la enfermedad y de la situación mundial) y ser positivos en la prueba de laboratorio.

Una vez se detecta un caso, comienza la búsqueda de los posibles contactos del caso. Es importante saber que todos estos contactos están sanos; son solo contactos. Son personas que han compartido con la persona con el virus un espacio común (trabajo, domicilio, reunión, viaje). No todos los contactos tienen el mismo riesgo.

 Se distingue entre contactos cercanos o estrechos y contactos casuales o no estrechos. La definición no es siempre precisa, por lo que se debe valorar cada caso de forma individual.

Ejemplos de posibles contactos cercanos son los miembros de la familia o personas que han estado en el mismo puesto de trabajo a corta distancia (menos de 2 metros) de un caso sintomático durante un tiempo prolongado.

¿Qué debe hacer una persona designada como contacto estrecho?

Un contacto es una persona sana que debe realizar un aislamiento en su domicilio durante 14 días y estar localizable, registrar su temperatura dos veces al día y avisar de manera inmediata si aparecen síntomas (tos, fiebre, dificultad respiratoria). No se realiza la prueba diagnóstica a los contactos sin síntomas. Pasados estos 14 días, si no hay incidencias, el Servicio de Vigilancia Epidemiológica les indica que ha finalizado la vigilancia y, a partir de ahí, se debe hacer vida normal de nuevo.

Las personas consideradas contactos casuales no es necesario que se queden en aislamiento. Únicamente se les informa de cómo proceder en caso de que tengan síntomas.

El contacto de un contacto no es un contacto. No hay que hacer nada.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Antoni Trilla
Eduard Vieta Pascual
Josep Maria Peri
Maica Rubinat
Mariona Violan

Publicado: 12 de marzo del 2020
Actualizado: 12 de marzo del 2020

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.