Dolor de Espalda

El dolor de espalda es cualquier dolencia que se da a nivel de la columna vertebral. Se puede dar en diferentes partes de la espalda; la zona cervical (cervicalgia), dorsal (dorsalgia) y lumbar (lumbalgia). Estudios científicos muestran que 8 de cada 10 personas en el mundo tendrá dolor de espalda alguna vez en la vida. Este dolor también puede estar causado por las hernias que se localizan principalmente en zonas móviles de la columna como las cervicales y las lumbares.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.
Tiempo de lectura: 2 min

El dolor de espalda es uno de los dolores más comunes. Todas las personas pasarán por la experiencia de tener, al menos, un dolor de espalda en la vida. Esta dolencia supone una de las principales causas de absentismo laboral. Estudios demuestran que por lo menos una vez en la vida el 80-90% de la población mundial tendrá que enfrentarse con un dolor lumbar, común entre los 20 y los 50 años.

El Dolor de Espalda en primera persona

Profesionales y pacientes te explican cómo se convive con la enfermedad
Uno de los principales factores del dolor de espalda es el sedentarismo. Muchas horas sentado, poco ejercicio físico, la obesidad, el tabaquismo.

El dolor de espalda puede ser desde una pequeña molestia constante hasta una repentina punzada de dolor agudo que dificulta el movimiento. Puede aparecer de manera rápida tras una caída o al levantar un objeto muy pesado o ir aumentando de manera progresiva.

Tipos de Dolor de Espalda

Entre los tipos de dolor de espalda se encuentran:

  • Lumbalgia. Es el más frecuente y afecta a la zona comprendida entre la base de las costillas y el principio del muslo.
  • Dorsalgia. También es muy frecuente y afecta a la zona comprendida entre la base del cuello y las costillas flotantes.
  • Cervicalgia. Es el dolor en la región cervical. No es un trastorno tan frecuente, aunque sí produce molestias y dolor considerables. 

El dolor de espalda se manifiesta de dos maneras: el dolor agudo que se produce de repente y suele tener una duración inferior a seis semanas, y el dolor crónico que se puede prolongar durante más de tres meses. El dolor crónico es menos frecuente en la lumbalgia, la dorsalgia y la cervicalgia.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

José Poblete Carrizo
Salvador Fuster

Publicado: 23 de octubre del 2019
Actualizado: 23 de octubre del 2019

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.