Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Las enfermedades de la retina afectan al tejido nervioso que reviste el interior del ojo y capta las imágenes que transmite al cerebro a través del nervio óptico. Las más relevantes por su frecuencia o severidad son la retinopatía diabética, la degeneración macular asociada a la edad (DMAE) y los desprendimientos de retina.  Estas enfermedades evolucionan sin tratamiento, con lo que el principal objetivo es frenar su progresión. Algunos casos recuperan visión y, sin embargo, otros pueden empeorar aún siguiendo el tratamiento.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.