Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Tratamiento del Hipertiroidismo

Tiempo de lectura: 3 min

El tratamiento del hipertiroidismo depende de la causa de la enfermedad, de la severidad de los síntomas y de la edad del paciente. En general, se trata con medicamentos que bajan el nivel de hormonas tiroideas en la sangre (fármacos antitiroideos de síntesis) y los que bajan también los efectos secundarios que tienen estas hormonas (betabloqueantes y ansiolíticos).  

En función de la causa del hipertiroidismo y pasados 12-18 meses de tratamiento se tiene que realizar un tratamiento definitivo y eliminar la causa del hipertiroidismo, ya sea mediante la extirpación de la glándula por cirugía o destrucción parcial con yodo radioactivo. 

Tratamiento farmacológico

Medicamento en píldora

Los principales medicamentos que se utilizan para frenar las hormonas tiroideas, los antitiroideos, son el metimazol, neotomizol o propiltiouracilo. Estos medicamentos no hacen un daño estructural, no afectan de forma permanente al tiroides. Sirven para controlar el hipertiroidismo, pero no reducen el tamaño del tiroides ni actúan sobre su causa.   

  • En la enfermedad de Graves un tercio de los pacientes entran en remisión crónica estable después de 12-18 meses de tratamiento y no necesitan tratamiento ablativo con yodo o cirugía. En estos casos, durante los siguientes años se debe realizar un seguimiento de la función tiroidea para descartar que deje de funcionar debido a la inflamación prolongada del tiroides o que vuelva a aparecer la enfermedad.  
  • En el bocio multinodular los antitiroideos controlan los síntomas, pero no pueden eliminar los nódulos, por lo que es necesario plantear un tratamiento definitivo como el yodo radioactivo o la cirugía. 

Otros fármacos que inhiben la acción excesiva y los síntomas de las hormonas tiroideas son: 

  • Betabloqueantes. Son un tipo de medicamentos que bloquean la acción de la hormona tiroidea en el organismo de forma rápida, en pocas horas, para disminuir los síntomas como palpitaciones, ansiedad, temblores, sudoración, nerviosismo, pero sin actuar sobre los niveles de hormona tiroidea en la sangre. Uno de los fármacos que actúa en todo el cuerpo es el propanolol. Además de este, se utilizan también otros fármacos de la misma clase que tienen un tiempo de acción más largo, pero que actúan en zonas más específicas. A nivel del corazón, concretamente en las palpitaciones, se usan tratamientos como el atenolol, metoprolol, nadolol, bisoprolol.  
  • Ansiolíticos. En los casos de insomnio y ansiedad persistente, a pesar del tratamiento con propanolol, se pueden prescribir para inducir el sueño medicamentos llamados ansiolíticos como el lorazepam.  

Tratamiento con yodo radioactivo

Pastillas con rayas verdes y blancas

Según la causa de la enfermedad, de la edad del paciente, del tamaño del tiroides y de las otras enfermedades que el paciente pueda tener, el equipo médico puede optar por la destrucción de las células tiroides con yodo radioactivo. 

Las células tiroideas necesitan yodo para fabricar las hormonas tiroideas y utilizan el yodo de la sangre independientemente de si es radioactivo o no. 

El tratamiento con yodo radioactivo es muy seguro y está asociado a muy pocas complicaciones. Su objetivo consiste en reducir el tamaño del tiroides y disminuir el nivel de la hormona tiroidea en la sangre de forma progresiva en poco tiempo. 

El yodo se administra por vía oral (cápsula) o por vía endovenosa y entra en el tiroides donde es captado por las células hiperactivas. De esta forma, daña las células tiroideas de forma lenta durante semanas o meses. El resto de yodo que queda libre en la sangre se elimina en 2-3 días a través de la orina en forma no radioactiva.   

Después del tratamiento, se administran antitiroideos al paciente. Posteriormente, se le realiza una prueba de sangre para valorar la respuesta de su tiroides al tratamiento.  

Una vez extraída la glándula tiroidea, en función de si se ha extraído todo el tiroides o solo una parte (tiroidectomía parcial, hemitiroidectomía o istmectomía), se puede tener hipotiroidismo y necesitar tratamiento sustitutivo.   

El tratamiento consta en la administración diaria de levotiroxina en una dosis adaptada a las necesidades del paciente. La dosificación y el control del tratamiento se realiza como en el tratamiento crónico del hipotiroidismo

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información general de Enfermedades del Tiroides

Consulta toda la información relacionada con Enfermedades del Tiroides

Leer más

Información documentada por:

Felicia Alexandra Hanzu
Mireia Mora Porta

Publicado: 17 de junio del 2021
Actualizado: 17 de junio del 2021

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.