Enfermedades del Tiroides

El tiroides es una glándula en forma de mariposa situada en la base del cuello, justo debajo de la nuez de Adán. Produce la hormona tiroidea que se encarga de regular la energía que el organismo necesita en cada momento. Las principales enfermedades del tiroides son el hipertiroidismo, el hipotiroidismo, el nódulo tiroideo, el bocio, la enfermedad de Graves y la tiroiditis. Afectan, principalmente, a mujeres. 

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

¿Qué son las enfermedades del Tiroides?

Tiempo de lectura: 4 min

La Enfermedad del Tiroides explicada en primera persona

Profesionales y pacientes te explican cómo se convive con la enfermedad
La función de la glándula tiroides es la de controlar el metabolismo de todo el organismo y regular la función de todas las células del cuerpo y de los diferentes órganos.

Para entender primero qué son las enfermedades del tiroides conviene explicar qué es el tiroides y cuál es su función.  

El tiroides o glándula tiroidea es una glándula endocrina en forma de mariposa que se encuentra en la parte anterior e inferior del cuello, por encima del esternón, anterior a la tráquea y al esófago. En condiciones normales pesa entre 15-20 gramos y puede aumentar hasta cientos de gramos en contexto del bocio. Está formada por dos lóbulos, derecho e izquierdo, unidos por una parte central llamada istmo. 

El lóbulo derecho suele ser de mayor tamaño y estar más vascularizado, es decir, con más venas y arterias. La glándula está formada por unidades esféricas microscópicas, denominadas folículos, constituidos por una línea de células foliculares que se encargan de producir las hormonas tiroideas. Asimismo, el tiroides también contiene las células parafoliculares o células C responsables de producir la calcitonina. 

¿Cuál es la función del Tiroides?

Las hormonas tiroideas ayudan al cuerpo a utilizar la energía y mantener así, el llamado “metabolismo basal” estable, lo que permite preservar la temperatura del organismo necesaria para que el cerebro, el corazón, los músculos y otros órganos funcionen en las condiciones óptimas necesarias para los procesos del organismo. 

La función de la glándula tiroidea es producir hormonas tiroideas que se secretan en la sangre y llegan a todos los tejidos del cuerpo. Las principales hormonas tiroideas son la tiroxina (L-tiroxina o T4) y la triiodotironina (T3). La principal hormona tiroidea en la sangre es la T4 mientras que la T3 se forma solo en algunos tejidos (cerebro, hígado) por conversión de la T4.  

La formación de una cantidad normal de hormonas tiroideas requiere de una ingesta adecuada de yodo, al menos 100-150 microgramos, del que la alimentación es la fuente primaria.  

El tiroides trabaja junto con otras dos glándulas productoras de hormonas, la pituitaria y el hipotálamo. Esta acción tiene como objetivo producir la cantidad justa de energía que el organismo necesita en cada momento (baja durante el sueño, alta durante la vigilia, más alta aún durante la actividad física). 

El control de la función de la glándula tiroidea se realiza en primer lugar por la glándula hipofisaria, la “pituitaria”, una glándula situada en la base del cráneo, detrás del puente de la nariz.

En el caso de falta de hormonas, la pituitaria actúa a través de un mecanismo de control de tipo estimulación positiva, y, en el caso de exceso de hormonas, a través de un mecanismo de retroalimentación negativa (inhibición).  

A nivel del hipotálamo, por encima de la hipófisis, se sintetiza la hormona liberadora de la tirotropina (TRH) que actúa a nivel de la hipófisis e induce la producción de la hormona estimuladora del tiroides (TSH). La TSH estimula las células foliculares para que produzcan las hormonas tiroideas.

Si hay un exceso de hormonas tiroideas circulantes, estas actúan sobre el hipotálamo y la hipófisis para disminuir la producción de TRH y TSH, respectivamente, y así equilibrar el eje y normalizar la producción de hormonas tiroideas. Si, por el contrario, hay una falta de hormonas tiroideas circulantes, se estimula la TRH y TSH, que aumentan, para inducir la síntesis de hormonas tiroideas. 

Enfermedades del Tiroides

Las principales enfermedades del tiroides son: 

Glándula tiroides con una flecha hacia abajo que indica hipotiroidismo

Hipotiroidismo. Es una enfermedad causada por la disminución de la función normal (hipofunción) de la glándula tiroidea. Esto significa que la glándula tiroides no es capaz de producir suficiente hormona tiroidea para mantener el funcionamiento normal del cuerpo. Las formas más comunes son la tiroiditis de Hashimoto y la tiroiditis atrófica.  

Glándula tiroides con una flecha hacia arriba que indica hipertiroidismo

Hipertiroidismo. Es la enfermedad que aparece cuando la glándula tiroidea es hiperactiva, es decir, que fabrica demasiada hormona tiroidea.  

Mujer con ojos saltones y bulto en el cuello. Enfermedad de Graves

Enfermedad de Graves-Basedow. Es la forma más frecuente de hipertiroidismo autoinmune en la que se activa el tiroides a través de anticuerpos que estimulan las células que producen hormonas tiroideas. Además de determinar hipertiroidismo y aumento difuso de la glándula tiroidea, esta enfermedad afecta típicamente a los ojos y, en algunos casos, también a la piel.  

Glándula tiroides inflamada. Tiroiditis.

Tiroiditis. Es una inflamación de la glándula tiroides causada por un ataque autoinmune o por una infección viral. Esta inflamación determina, en una primera fase, la liberación de la hormona tiroidea de dentro de la glándula, lo que causa hipertiroidismo, y, posteriormente, disminuye la función tiroidea, lo que provoca  hipotiroidismo. La tiroiditis puede ser permanente (tiroiditis crónica) o transitoria (tiroiditis subaguda, tiroiditis postparto). También se puede clasificar según si va asociada a dolor o no, presencia de bocio o alteración de la función tiroidea.  

Tiroides con nódulo. Nódulo tiroideo.

Nódulo tiroideo. Es un grupo de células tiroideas que se agrupan en forma de nido, de conglomerado, y forman un tumor. Cuando una persona tiene más de un nódulo tiroideo se denomina bocio. Más de 95% de los nódulos tiroideos son benignos. Los nódulos pueden no dar síntomas o pueden crecer y dar molestias por el tamaño o porque funcionan de una forma independiente respecto al resto del tiroides (nódulo tóxico). 

Mujer con un bulto en el cuello. Bocio

Bocio. Se refiere al aumento anormal de la glándula tiroides, lo que significa que existe un factor que hace que el tiroides crezca más de lo normal. Es importante saber que la presencia de un bocio no implica necesariamente que el tiroides no funcione bien. El bocio tiroideo puede fabricar las hormonas tiroideas en cantidad normal (eutiroidismo), excesiva (hipertiroidismo) o pocas hormonas (hipotiroidismo).  

Glándula tiroides con una célula maligna. Cáncer de tiroides

Cáncer de tiroides. Es una enfermedad que se produce como consecuencia de un crecimiento anormal y exagerado de las células de la glándula tiroidea. 

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Felicia Alexandra Hanzu
Mireia Mora Porta

Publicado: 31 de mayo del 2021
Actualizado: 31 de mayo del 2021

La donaciones que pueden realizarse desde esta página web son exclusivamente en beneficio del Hospital Clínic de Barcelona a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica, y no para la Fundación BBVA, colaboradora del proyecto PortalClínic.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.