Clínic Barcelona
Asistencia

El Clínic aplica estrategias para cuidar de los neonatos prematuros con la máxima participación de las familias

La prematuridad afecta una proporción muy importante de la población y la inversión de recursos en su prevención, tratamiento y seguimiento está infrarepresentada

La Unidad de Neonatología de la Maternitat en 2019

El 17 de noviembre es el Día Mundial de la Prematuridad, una fecha destinada a conmemorar, informar y concienciar sobre esta situación de salud todavía tan poco conocida. Por eso en el marco de este día se quiere destacar la actuación en innovación aplicada a la prematuridad en la cual ha participado el Servicio de Neonatología del Hospital Clínic-Maternitat.

Desde el servicio se potencian estrategias que han demostrado claramente su efecto positivo en el desarrollo de los neonatos prematuros y que permiten el empoderamiento de las familias y el alta domiciliaria precoz. Entre otros destacan la utilización ampliada de leche dada del banco de leche humana, el protocolo de adecuación ambiental en la unidad, la implicación del personal de enfermería en el seguimiento de los prematuros, la potenciación del método canguro por parte de familias y voluntarios, la implementación de un programa de coordinación en la evaluación y la intervención de los neonatos prematuros con riesgo neurológico o la incorporación de recursos como la logopedia neonatal, la música o la danza.

También se ha creado una línea de investigación clínica de innovación en la que participan enfermeras y neonatologos, pero también familias, ingenieros y otros profesionales, incorporando soluciones innovadoras a la respuesta a problemas de la práctica clínica diaria. En esta línea se está trabajando en la impresión 3D para la creación de interfases de ventilación no invasiva mínimamente agresivas con la integridad cutánea de la cara del neonato prematuro, usando materiales biocompatibles. También se está desarrollando un dispositivo de monitorización transcutània inalàmbrica basada en tecnología 5G y un suite de herramientas de software basadas en realidad virtual para entrenamiento y capacitación en ventilación invasiva.

“La prematuridad afecta una proporción muy importante de la población, que en su mayor parte llegará a la vida adulta y tanto la prevención como las estrategias de abordaje basadas en las curas centradas en el desarrollo pueden garantizar el mejor pronóstico posible”, explica el Dr. Òscar García, jefe del Servicio de Neonatología.

La prematuridad: un peligro de salud para los bebés y también para los futuros adultos

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año nacen en el mundo 15 millones de neonatos prematuros, es decir, antes de las 37 semanas de gestación. La repercusión mediática de la prematuridad y la inversión de recursos en su prevención, tratamiento y seguimiento está infrarrepresentada, sobre todo en comparación con otros problemas de salud mucho menos prevalentes. Y hay que tener en cuenta que los neonatos prematuros serán adultos y la programación de su salud futura está condicionada por su prematuridad.

En nuestro entorno, los partos prematuros se mantienen en cifras estables y representan un 6-7% de todos los nacimientos. Aunque la mayoría no tendrán secuelas de ningún tipo y el pronóstico ha mejorado de forma espectacular en los últimos años, el grupo de los neonatos muy prematuros (nacidos antes de las 32 semanas de gestación) y de los prematuros extremos (nacidos antes de las 28 semanas de gestación) puede tener una importante morbilidad (respiratoria y del neurodesarrollo principalmente) y mortalidad y ser causa de discapacidad en el futuro.

La prematuridad demanda principalmente el desarrollo de estrategias de prevención, que no son sencillas de implementar, y recursos de tratamiento innovadores y extremadamente específicos.

Sin embargo, la principal intervención terapéutica y preventiva de efectos deletéreos a largo plazo se basa en la participación de los padres y de todos los profesionales (enfermeras, neonatologos, psicólogos, fisioterapeutas, logopedas, etc.) en las curas centradas en el desarrollo. Y hay que incorporar especialmente el apoyo al neonato prematuro y a la familia durante la estancia en el hospital y también en el retorno a casa y en el seguimiento posterior, en coordinación con los recursos de Atención Primaria, de seguimiento del neurodesarrollo y las asociaciones de familias de neonatos prematuros.

La placenta artificial, un proyecto pionero en Europa que puede aumentar la supervivencia de los prematuros extremos

En el Día Mundial de la Prematuridad, el Dr. Eduard Gratacós, director del Instituto Clínico de Ginecología, Obstetricia y Neonatología y de BCNatal, participará en un coloquio organizado por la Fundación La Caixa donde se debatirá sobre las causas de la prematuridad, sus consecuencias y sobre como prevenirlas, paliarlas o evitarlas. Será el 17 de noviembre mismo a las 19.00 y se puede seguir en streaming registrándose previamente en este enlace: https://bit.ly/3q6kblo

El Dr. Gratacós explicará los adelantos del primer año del proyecto de placenta artificial, el primero en Europa que trabaja para crear una placenta artificial que recree las condiciones en que vive el feto dentro del útero materno. Si tiene éxito, podría aumentar la supervivencia de los nacidos en etapas de prematuridad muy extrema y reducir las posibles secuelas. Hasta ahora, el proyecto ha permitido que un feto sobreviva fuera del útero durante horas.