Clínic Barcelona
Temas de Salud

Los pacientes con enfermedades autoinmunes e infección por coronavirus tienen menor riesgo de desarrollar COVID grave

Un estudio llevado a cabo en el Hospital Clínic de Barcelona analizó la evolución de los pacientes con enfermedad autoinmune e infección por COVID-19 ingresados entre el 1 de marzo y el 29 de mayo. Se observó que este grupo de pacientes tiene menor riesgo de desarrollar COVID grave, así como de permanecer en la UCI o de necesitar ventilación mecánica.

Imagen de archivo de la atención a casos graves COVID-19

Tienes dudas sobre las vacunas de la COVID-19 en personas con enfermedades autoinmunes? Envíalas aquí

Des del inicio de la pandemia, el análisis de pacientes con COVID-19 permitió identificar condiciones que aumentan el riesgo de contraer la infección, así como de tener una peor evolución (requerir el ingreso en una unidad de cuidados intensivos o la muerte). A raíz de numerosas investigaciones al respecto, se sabe que los factores más claramente asociados con un mal pronóstico son: la edad avanzada, el sexo masculino y tener enfermedades crónicas como hipertensión, diabetes o EPOC.

La presencia de enfermedades crónicas y el tratamiento con medicación inmunosupresora está asociado en general a un mayor riesgo de contraer infecciones virales, así como a un peor pronóstico. Estas condiciones las presentan las personas con enfermedades autoinmunes, sin embargo, no se había llevado a cabo todavía un estudio exhaustivo centrado en la infección por coronavirus en los pacientes con enfermedades inflamatorias autoinmunes o inmunomediadas.Este era el objetivo del estudio llevado a cabo en el Hospital Clínic: analizar una muestra de pacientes con diferentes tipos de enfermedades autoinmunes ingresados por infección sintomática por SARS-CoV-2. Dentro de esta muestra se quería determinar qué factores sociodemográficos, clínicos y terapéuticos estaban asociados a una peor evolución de la enfermedad por COVID-19. Este estudio es fruto de una colaboración entre 12 servicios del Hospital Clínic incluyendo Reumatología, Enfermedades Autoinmunes, Hepatología, Enfermedades Infecciosas, Gastroenterología, Neurología, Oftalmología, Neumología, Nefrología, Dermatología, Medicina Interna y Microbiología.

Durante el período de estudio, entre el 1 de marzo y el 29 de mayo, 989 pacientes con la infección por SARS-CoV-2 fueron admitidos en el Hospital Clínic, de los cuales 85 tenían una enfermedad autoinmune o inmunomediada (un 1,3%). La enfermedad inflamatoria intestinal, la artritis reumatoide y la psoriasis fueron las enfermedades más frecuentes. Casi un 70% de los pacientes requirieron hospitalización, y 59 de ellos desarrollaron síntomas graves de la COVID (Síndrome de Distrés Respiratorio Agudo, SDRA). 25 fueron ingresados en la UCI y requirieron ventilación mecánica, de los cuales 13 fallecieron.

En comparación con el grupo de control, que no tenía enfermedades autoinmunes, los pacientes estudiados tuvieron un riesgo significativamente menor de tener formas graves de la COVID- 19.

Las hipótesis de los investigadores para justificar este efecto protector de fueron, por un lado, que puede estar relacionado con la medicación inmunomoduladora y dosis bajas de corticoides con los que se trata a estos pacientes, o bien por los suplementos de vitamina D que suelen tomar. También podría deberse a que esta población presenta un mejor estado de vacunación inicial que puede prevenir las sobreinfecciones. Y, por último, podría ser que los pacientes con enfermedades autoinmunes hubieran recibido un control más estricto de su estado durante el ingreso hospitalario, debido a su condición.

En conclusión, por la evolución observada en este estudio, que coincide con el resultado de otras investigaciones llevadas a cabo en Italia o Alemania, todo indica que los pacientes con enfermedades autoinmunes presentan menos formas graves de la COVID-19. Aun así, aún quedan muchas preguntas por resolver, como, por ejemplo, si los fármacos inmunosupresores tienen efecto protector sobre la respuesta inflamatoria que genera la infección por SARS-CoV-2. Para demostrarlo todavía son necesarios más estudios y un seguimiento a largo plazo de los pacientes.

Información documentada por: Dr. JA Gómez Puerta, Jefe de Servicio de Reumatología del Hospital Clínic de Barcelona

Tienes dudas sobre las vacunas de la COVID-19 en personas con enfermedades autoinmunes? Envíalas aquí