Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Investigación sobre la Obesidad

Tiempo de lectura: 2 min

A pesar de que la causa de la obesidad responde principalmente a la ingesta de alimentos de elevado contenido calórico y un estilo de vida sedentario, el descubrimiento de otros factores, como la alteración de la microbiota o factores genéticos han abierto la posibilidad de nuevas vías terapéuticas.

En relación con el tratamiento farmacológico, la investigación científica dirige su objetivo a 3 mecanismos: disminución de la ingesta de calorías/absorción; aumentar el gasto de energía y modular el depósito de grasa en el organismo. Fármacos en investigación incluyen el Beloranib que bloquea una enzima relacionada con la síntesis, oxidación y transformación de la grasa y análogos de hormonas gastrointestinales como la ghrelina y amilina que bloquean la sensación de hambre.

Los tratamientos endoscópicos son tratamientos mínimamente invasivos, bien tolerados y efectivos a corto plazo para conseguir perder de peso. Actualmente, se utilizan cuando el paciente no desea o no puede optar a la cirugía bariátrica o como tratamiento inicial de pérdida de peso en pacientes con alto riesgo quirúrgico. Desde 2016 se han aprobado varios dispositivos endoscópicos para el tratamiento de la obesidad como el globo intragástrico de Orbera y el balón dual cuyo mecanismo de acción es restrictivo al ser dispositivos que ocupan espacio y reducen la capacidad del estómago. El Aspire Assist consiste en la aspiración de un tercio del contenido gástrico después de cada comida a través de un tubo de gastrostomía con una sola válvula de paso conocida como el AspireAssist.

Existen muchos genes candidatos para la terapia génica en la obesidad. Usando datos de observación en animales deficientes en leptina (hormona liberada desde el tejido graso y que informa al hipotálamo de las reservas energéticas), sujetos tratados con dosis fisiológicas de leptina recombinante han demostrado una exitosa pérdida de peso. 

Restauración de la microbiota intestinal a través del uso de prebióticos, probióticos y trasplante fecal están siendo investigados para la pérdida de peso en el tratamiento de la obesidad.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Alba Andreu Martí
Lilliam Flores Meneses
Silvia Cañizares

Publicado: 17 de agosto del 2018
Actualizado: 17 de agosto del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.