Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Vivir con Trasplante renal

Tiempo de lectura: 3 min
Persona tumbada en la cama descansando

Reposo. Durante las primeras cuatro semanas se aconseja reposo relativo. Se debe utilizar la faja tubular empleada durante el ingreso para las movilizaciones durante unos tres meses. No es necesario permanecer en la cama y se aconseja reanudar poco a poco la actividad sin cansarse. Al principio es normal tener muchas ganas de orinar ya que la vejiga tiene que volver a adaptarse a almacenar la orina si previamente no se orinaba.  

Multitud de personas tachadas. Evitar lugares con mucha gente

Evitar ir a lugares cerrados con mucha gente. Después del alta se deben evitar ambientes contaminados con excesiva aglomeración de gente, así como el contacto con personas enfermas (resfriados, gripe, pneumonías,etc), ya que las defensas están más bajas. De forma progresiva, y conforme se esté más recuperado, se podrán reanudar las actividades de ocio. 

Mano tachada no puede coger pesos

No levantar pesos importantes, golpearse el abdomen o realizar saltos, ya que perjudica a la herida abdominal. 

Mujer haciendo ejercicio

Ejercicio. Se puede realizar ejercicio según la edad y el estado de salud general. Se puede empezar por pasear cada día entre unos 30-45 minutos. Al principio hay que evitar hacer ejercicio de impacto como saltar, montar a caballo, ir en moto de montaña,...

Persona sentada en una mesa con varios documentos

Actividad laboral. El tiempo desde el trasplante hasta el alta laboral depende de la evolución clínica, de la edad y del tipo de trabajo que realice el paciente. Se recomienda que sea a los 2-3 meses, aunque cada caso es diferente. 

No tener contacto con animales domésticos

Animales de compañía. Los primeros meses después del trasplante es cuando se tienen más bajas las defensas por lo que no es recomendable estar en contacto con gatos, perros, pájaros, etc. Después, se pueden tener, aunque siempre que estén vacunados, desparasitados y limpios. En general, hay que evitar lamidos en las mucosas o en la piel con heridas. También hay que evitar el contacto con las deposiciones y hay que lavarse las manos siempre después de tocarlos. 

Viajar en avión

Viajar. Si el estado de salud del paciente lo permite se pueden hacer viajes y conducir. En los desplazamientos largos hay que realizar paradas frecuentes para orinar. Si se viaja a países tropicales, se debe saber que existe mayor riesgo de contraer infecciones por lo que previamente se debe consultar con los especialistas para saber si es recomendable realizar el viaje y qué medidas se deben tomar. Se aconseja llevar siempre la medicación en el equipaje de mano, ya que en algunos países puede ser difícil encontrar. Es recomendable llevar un informe médico con la medicación detallada para evitar contratiempos en aduanas y aeropuertos.

Símbolo del hombre y la mujer

Sexualidad. No existe un tiempo de espera concreto. Después del trasplante y con el buen funcionamiento del riñón, la libido suele mejorar. Las mujeres pueden tener mayor facilidad para tener infecciones urinarias si hay coito, por lo que se recomienda orinar al finalizar. Los hombres pueden presentar disfunción eréctil por diferentes causas, por lo que, si es así, se recomienda consultar con el urólogo. 

Espermatozoide fecundando un óvulo

Fertilidad. Las mujeres jóvenes suelen recuperar la fertilidad y la menstruación después del trasplante. Los dos primeros años se deben tomar medidas contraceptivas ya que es en esta fase cuando el tratamiento inmunosupresor es más intenso y puede perjudicar más al feto. El preservativo es el método más aconsejable. No se recomiendan anticonceptivos orales ni dispositivos intrauterinos. En el caso de que un hombre que haya sido trasplantado quiera ser padre, deberá esperar un año y comentarlo con el equipo médico para valorar la medicación. En caso de la mujer, se deberá valorar la función renal, la tensión arterial correcta y no tener problemas de salud importantes. Algunos inmunosupresores deben interrumpirse o ajustar su dosis antes de quedarse embarazada. Si se produce el embarazo este se considera de riesgo y se deberán seguir los controles en un servicio de ginecología especializado. 

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Fritz Diekmann
Mireia Musquera Felip

Publicado: 19 de abril del 2021
Actualizado: 19 de abril del 2021

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.