Clínic Barcelona
Temas de Salud

Identificados los determinantes asociados a sufrir una forma grave de COVID-19 en personas que viven con VIH en Cataluña

Los resultados muestran que las personas con VIH con comorbilidades crónicas y carga viral no suprimida de VIH podrían tener un mayor riesgo de sufrir COVID-19 grave y deberían dar prioridad en términos de estrategias de prueba, gestión clínica y programas de vacunación contra el SARS-CoV-2

El estudio cuenta con la participación de 16 hospitales de Cataluña parte de la Cohorte PISCIS, así como con subvención de la Fundación "la Caixa"

Los investigadores han Identificado 749 personas (5,7% de la cohorte) diagnosticadas de SARS-CoV-2 entre el 1 de marzo y el 15 de diciembre de 2020, de las que un 14% fueron ingresadas en el hospital con COVID -19

El estudio ha sido coordinado por el Dr. Josep Maria Miró, médico del servicio de enfermedades infecciosas del Hospital Clínic de Barcelona, ​​líder del grupo de investigación IDIBAPS Endocarditis e infecciones cardiovasculares y modelo experimental y miembro del grupo Sida e infección por VIH también del IDIBAPS, así como por investigadores del Centro de Estudios Epidemiológicos sobre las Infecciones de Transmisión Sexual y Sida de Cataluña (CEEISCAT). En este estudio se han identificado los factores que determinan un mayor riesgo de padecer una forma grave de COVID-19 entre las personas que viven con el VIH. Tener una carga viral detectable de VIH, haber nacido fuera de España, ser mayor de 65 años y sufrir otras enfermedades crónicas son factores determinantes para sufrir formas graves de la enfermedad por COVID-19, y por ello hay una mayor probabilidad de hospitalización, ingreso a la UCI o incluso la muerte.

Los investigadores han realizado el estudio en el marco de la cohorte PISCIS de personas que viven con el VIH en Cataluña y las Islas Baleares y han contado con la participación de investigadores de los 16 hospitales catalanes de la cohorte para describir los factores determinantes y de enfermedad grave por COVID-19 en personas que viven con el VIH en Cataluña. Para hacerlo han cruzado los datos de las personas en seguimiento a la cohorte con los datos del Programa de analítica de datos para la investigación y la innovación en salud (PADRIS) de la Agencia de Calidad y Evaluación Sanitarias de Cataluña (AQuAS). Los investigadores han Identificado 749 personas (5,7% de la cohorte) diagnosticadas de SARS-CoV-2 entre el 1 de marzo y el 15 de diciembre de 2020, de las que un 14% fueron ingresadas en el hospital con COVID -19. Siete de estas personas fueron ingresadas en una unidad de cuidados intensivos y en total trece pacientes murieron.

El estudio analiza qué comorbilidades crónicas están asociadas con enfermedad grave por COVID-19 y se identifican la hipertensión arterial, las enfermedades cardiovasculares, las enfermedades renales crónicas o el cáncer como patologías que aumentan considerablemente el riesgo de un resultado grave.

Por otro lado, los investigadores principales de la cohorte PISCIS, Dr. Josep Maria Miró y Jordi Casabona, director del CEEISCAT, destacan que "las personas de 65 años o más que viven con VIH eran tres veces y media más propensas a tener graves resultados de COVID-19 en comparación con las personas más jóvenes. Del mismo modo, haber nacido fuera de España también es un factor clave en el riesgo de sufrir formas graves de COVID-19 entre las personas que viven con el VIH en Cataluña".

Los investigadores también han examinado la relación entre el recuento de células CD4, la carga viral y los graves resultados de COVID-19. Han encontrado que, si bien el recuento de CD4 no afecta el riesgo de COVID-19 severo en personas con carga viral suprimida, en personas con carga viral de VIH detectable sí hay una asociación con mayor riesgo de un resultado grave por enfermedad por COVID-19.

El estudio, que cuenta con la subvención de la Fundación "la Caixa" que desde hace años apoya la investigación epidemiológica del VIH en Cataluña a través de la cohorte PISCIS, concluye que los factores de riesgo identificados deben servir para poder priorizar las personas con VIH en términos de estrategias de prueba, gestión clínica y programas de vacunación contra el SARS-CoV-2, especialmente en personas con carga viral de VIH no suprimida y bajo recuento de células CD4, así como aquellas con un número elevado de comorbilidades.

Contenidos relacionados