Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Preguntas frecuentes sobre las Hepatitis Víricas

Tiempo de lectura: 4 min
¿Quiénes se deberían realizar la prueba de la Hepatitis C?

Es conveniente que se realicen la prueba del anti-VHC las personas que han usado o usan drogas por vía intravenosa o intranasal y han compartido o comparten jeringuillas o cualquier material para inhalar drogas en polvo; nacieron entre 1955 y 1970. En España, de los pacientes diagnosticados hasta ahora, se ha comprobado que la mayoría nacieron entre esos años; tienen hemofilia y recibieron transfusiones con factores de la coagulación antes de 1990; recibieron transfusiones de sangre, hemoderivados u órganos trasplantados antes de la introducción de los análisis de control en 1992; son portadoras del VIH y/o tienen coinfección con el virus de la Hepatitis B/virus de la Hepatitis Delta; tienen elevación persistente de las transaminasas en los análisis de sangre; conviven con una persona portadora del VHC, son parejas sexuales de personas portadoras del VHC o tienen múltiples parejas sexuales; niños nacidos de madres portadoras del VHC; personas que proceden de un país con alta prevalencia de la Hepatitis C; cuidadores, personal sanitario o trabajadores de seguridad y se han pinchado con agujas o han estado expuestos a mucosas con sangre con VHC positivo.

El organismo puede tardar unas semanas en generar anticuerpos tras la infección y por tanto es necesario dejar pasar de 3 a 6 meses antes de hacerse la prueba de anticuerpos para que el resultado sea fiable.

¿Qué puede hacer una persona recién diagnosticada de Hepatitis C?

El diagnóstico de la hepatitis C suele ser inesperado. Escuchar por primera vez que se tiene hepatitis C es una experiencia difícil. Puede generar un shock emocional tanto en la persona como en su entorno. El primer paso es obtener una buena atención y una buena valoración del estadio de la enfermedad. El hepatólogo y su equipo le harán todas las pruebas necesarias para, a partir de los resultados, plantear la hoja de ruta que deberá seguir.

¿Qué puede hacer una persona diagnosticada de Hepatitis C mientras no recibe tratamiento para eliminar el VHC?

Todas las personas con infección crónica por el VHC sin anticuerpos de la hepatitis A y/o de la hepatitis B deberían vacunarse contra esas dos infecciones virales. Infectarse con el VHA o el VHB sería un problema añadido al hecho de tener hepatitis crónica por virus C. Se debe evitar totalmente el consumo de alcohol y se aconseja no fumar, ya que  acelera la velocidad de progresión del VHC. Muchos medicamentos, con y sin receta, pueden afectar al hígado. Este es el caso también de las vitaminas, minerales y suplementos dietéticos. No se debe tomar ningún fármaco ni tratamiento a base de hierbas o tratamientos naturales sin consultar al hepatólogo.

Por otra parte, no es necesaria ninguna restricción dietética. Es beneficioso beber agua abundantemente, comer frutas y verduras frescas , ya que son vitales para la salud por aportar agua, vitaminas, minerales, fibras y fitonutrientes que regulan las funciones del organismo. Se recomiendan los alimentos que proporcionan carbohidratos (cereales integrales, legumbres, patatas) y comer alimentos con proteínas (carne, pescado y huevos) en cantidad adecuada, pero no en exceso. Hay que intentar mantener un peso adecuado, ya que la obesidad aumenta el riesgo de desarrollar hígado graso.

En general, se puede y se debe realizar una vida normal actividad física sin limitaciones, así como una actividad laboral normal.

¿Podré donar sangre después de haber pasado una hepatitis?

La legislación española no lo autoriza incluso después de la curación clínica de la enfermedad.

¿Se puede volver a pasar una hepatitis?

No se puede volver a padecer una segunda hepatitis B o A. En el caso de la hepatitis C la enfermedad no confiere protección y se puede volver a reinfectar y tener otra hepatitis C.

¿Qué debo hacer ante un pinchazo accidental, un contacto sexual de riesgo u otra situación de riesgo?

Acudir en las próximas horas a su médico para iniciar las medidas preventivas existentes; es decir, recibir, si es preciso, inmunoglobulinas y la vacuna en caso de tratarse de una hepatitis A o B.

¿En qué se diferencia la hepatitis B aguda de la crónica?

La infección de hepatitis B se considera aguda durante los 6 meses siguientes al contagio. Si después de 6 meses su análisis del virus de la hepatitis B todavía sale positivo (HBsAg+), se considera que se tiene una infección crónica de hepatitis B que podría persistir de por vida.

¿Cómo sé que me he recuperado de la infección aguda de hepatitis B?

Una vez que confirme por medio del análisis de sangre que se ha eliminado exitosamente el virus de su sistema y ha desarrollado anticuerpos protectores (antiHbs +), quedará protegido de infecciones futuras de hepatitis B y ya no contagiará a nadie.

¿Qué debo hacer si me diagnostican hepatitis B crónica?

Si el análisis del virus de la hepatitis B sale positivo durante más de 6 meses, esto indica que  tiene una infección crónica de hepatitis B.

El virus se puede quedar en su sangre e hígado de por vida. Es importante saber que se puede propagar el virus, y por eso es esencial asegurarse de que todas sus parejas sexuales y los miembros de su hogar sean vacunados contra la hepatitis B.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Concepció Bartrés
Sergio Rodríguez-Tajes
Xavier Forns
Zoe Mariño

Publicado: 20 de septiembre del 2018
Actualizado: 20 de septiembre del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.