Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Tratamiento de las Hepatitis Víricas

Tiempo de lectura: 3 min

Tratamiento no farmacológico de las Hepatitis Víricas

Dieta adecuada, pirámide de la alimentación

Es importante seguir una dieta saludable y equilibrada, ya que el hígado procesa y filtra todo lo que se come y se bebe.

realizar ejercicio físico de forma regular

Practicar ejercicio físico de manera regular en función del estado clínico del paciente.

No alcohol

Abandonar el consumo de alcohol, ya que las personas con hepatitis C o B que beben alcohol, aunque sea de forma moderada, tienen mayor riesgo de progresar a cirrosis y, además, de hacerlo en menor tiempo, y también tienen mayor riesgo de padecer cáncer de hígado.

Tratamiento farmacológico de las Hepatitis Víricas

Actualmente existen tratamientos para las hepatitis B y C muy eficaces.

Pastillas con rayas verdes y blancas

Hepatitis B. Actualmente existen 2 tipos de tratamientos para la hepatitis B: basados en interferón (inyecciones) o anviriales (pastillas). Los medicamentos actuales contra la hepatitis B, especialmente los antivirales, son muy eficaces para controlar el virus, pero consiguen la curación definitiva de la enfermedad con poca frecuencia. Esto hace que el tratamiento de la hepatitis B a veces sea muy largo (años). Es muy relevante también tomar la medicación a diario para mantener el virus bajo control y evitar la progresión de la enfermedad del hígado o la aparición de complicaciones (cirrosis, hepatocarcinoma).

No todos los pacientes con infección por el virus de la hepatitis B necesitan tratamiento. En algunos pacientes el sistema inmunitario logra controlar el virus de forma natural y presentan carga viral muy baja con análisis normales. Este estado se conoce como portador inactivo y tiene muy buen pronóstico sin necesidad de tratamiento. En la hepatitis aguda solo está indicado el tratamiento con antivirales, en el caso de que se trate de una hepatitis grave. Si la hepatitis aguda no tiene criterios de gravedad no es necesario iniciar tratamiento dado que en el 95% de los casos la infección se resuelve sola.

Pastillas con rallas azules y blancas

Hepatitis C. En el caso de la hepatitis C los nuevos fármacos tienen una eficacia del 99%, con muy pocos efectos adversos y fáciles de tomar, por lo que el objetivo final es tratar a todos los pacientes que tengan hepatitis C para erradicar la enfermedad en España. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda los tratamientos basados en los Antivirales de Acción Directa (AAD) para todos los pacientes con hepatitis C. Estos fármacos impiden que el virus se multiplique e infecte nuevas células. Los principios activos del medicamento actúan  de manera conjunta y bloquean las diferentes proteínas que el virus necesita para crecer y reproducirse, lo que permite eliminar la infección de forma permanente del cuerpo.  Son medicamentos que se toman por vía oral (pastillas) una vez al día, con muy pocos efectos adversos y de duración corta (8-12 semanas). Existen varias combinaciones y las dos más usadas son: glecaprevir - pibrentasvir y sofosbuvir - velpatasvir.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Concepció Bartrés
Sergio Rodríguez-Tajes
Xavier Forns
Zoe Mariño

Publicado: 20 de septiembre del 2018
Actualizado: 20 de septiembre del 2018

Mantente al día sobre esta enfermedad

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Comprueba tu bandeja de entrada, recibirás un mail de confirmación.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.