Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC)

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

El trastorno obsesivo-compulsivo se caracteriza por tener obsesiones (pensamientos, imágenes o impulsos que causan mucha ansiedad, miedo o malestar y no son preocupaciones habituales) y/o compulsiones (comportamientos o pensamientos que la persona repite para afrontar las obsesiones). Aunque la mayoría de personas tenemos obsesiones y/o compulsiones, en el trastorno obsesivo-compulsivo estas obsesiones y/o compulsiones interfieren en la vida diaria y pueden llegar a ocupar mucho tiempo. 

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo en primera persona

Profesionales y pacientes te explican cómo se convive con la enfermedad
Para diagnosticar el trastorno obsesivo-compulsivo, las obsesiones y compulsiones tienen que crear una elevada ansiedad y, además, una disfunción notable. Es decir, nos han de hacer perder mucho tiempo a lo largo del día.
Paciencia y conocer qué es el TOC de verdad. No juzgar. Entender en qué consiste, cómo funciona, qué síntomas tiene y cómo se puede llegar a sentir la persona que lo padece.
Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Luisa Lázaro García
Miquel Àngel Fullana Rivas

Publicado: 7 de febrero del 2019
Actualizado: 7 de febrero del 2019

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.