¿Qué son las Adicciones?

Tiempo de lectura: 3 min

Las adicciones son un trastorno mental crónico y recidivante, es decir, que alternan periodos de consumo más descontrolado con períodos de abstinencia en los que se abandona el consumo. Generan cambios en los circuitos del cerebro que provocan que la persona consuma de forma compulsiva a pesar de las consecuencias negativas físicas, psicológicas y sociales. Las adicciones incluyen diferentes tipos de drogas como el tabaco, el alcohol, los tranquilizantes y los derivados del cannabis.

Las Adicciones en primera persona

Profesionales y pacientes te explican cómo se convive con la enfermedad
Es absolutamente esencial que el paciente entienda que no se trata de dejar las drogas y hacer exactamente lo mismo que hacía, sino que se trata de dejar las drogas y adoptar un estilo de vida saludable.
Si tienes claro que el no beber es para siempre y que es una herramienta para que vivas mejor, tienes mucho ganado.

Una adicción conlleva un patrón de funcionamiento desadaptativo de consumo de una droga con deterioro o malestar significativo. Esto puede llegar a afectar a todas las áreas de la vida de la persona. Normalmente se habla de adicción cuando este patrón se mantiene durante un tiempo prolongado (al menos 12 meses).

Cuando se habla de drogas se hace referencia a toda sustancia que consumida modifica diferentes funciones del organismo, tanto mentales (humor, funcionamiento cerebral) como físicas (disfunción respiratoria o gastrointestinal).

Normalmente, estas sustancias se caracterizan por pasar de forma rápida desde el torrente sanguíneo hasta el cerebro, lo que produce cambios en la conducta. Estos efectos suelen ser percibidos de forma habitual como placenteras en los primeros consumos. Como resultado de ello, muchas personas siguen tomando la sustancia, aunque sus consecuencias puedan ser negativas a medio y largo plazo.

Cuando se consume de forma repetida una droga suelen aparecer algunos efectos sobre el cuerpo y el comportamiento:

Cigarros con flecha hacia arriba que indican tolerancia

Tolerancia a la sustancia. Significa que cada vez son necesarias dosis más elevadas de la sustancia para lograr el efecto deseado (por ejemplo, cada vez hay que beber más cantidad de alcohol para conseguir los efectos de la intoxicación) y que los efectos de la sustancia, si no se incrementan las dosis, son marcadamente menos intensos con el uso continuado.

Persona ansiosa con una gota de sudor en la cara y otros símbolos por síndrome de abstinencia

Síndrome de abstinencia. Conjunto de reacciones físicas y psicológicas que suceden cuando una persona con una adicción deja de consumir la sustancia de golpe o consume menos dosis de la que solía tomar.

Además, cuando se instaura la adicción es habitual que la persona presente algunas de las siguientes características:

  • Reconozca que consume una cantidad más elevada de la que pretende o durante periodos más largos de los que quisiera.
  • Tiene un deseo persistente o esfuerzos infructuosos de controlar o interrumpir el consumo de la sustancia.
  • Hay deseo intenso o urgencia para consumir (craving).
  • Dedica una parte importante de su tiempo a actividades relacionadas con obtener la sustancia (por ejemplo, desplazarse largas distancias), en el consumo de la sustancia o en la recuperación de los efectos de esta.
  • Prioriza el consumo por encima de las actividades sociales, laborales o de ocio.
  • Tiene cada vez mayores dificultades para cumplir con las principales obligaciones.
  • Sigue consumiendo la sustancia a pesar de tener problemas sociales o interpersonales causados ​​o agravados por el consumo.
  • Consume en situaciones en las que es físicamente peligroso.
  • Continua con el consumo a pesar de ser consciente de tener un problema físico y psicológico relacionado con la sustancia.

Aunque en cada persona el impacto de la adicción es diferente y personalizado, todas las adicciones afectan de forma similar al funcionamiento cerebral y, por tanto, el tratamiento tiene muchos elementos en común.

Las adicciones se tratan como una enfermedad mental crónica con un abordaje múltiple: médico, psicológico y social.

Prevalencia por tipo de adicciones

Según el informe anual Sistema de información sobre drogodependencias en Cataluña del 2017:

La prevalencia del consumo de tabaco (diario y ocasional) en la población de 15 años y más es del 24% (29,7% en los hombres y 18, 5% las mujeres) y 1 de cada 10 personas está expuesta al humo ambiental del tabaco en el hogar.

El consumo de riesgo de alcohol en la población de 15 años y más es del 3,4% (5,4% los hombres y 1,5% mujeres) y es superior entre las personas de 15 a 44 años (4,3%) con una tendencia imprevisible.

El consumo de cannabis se sitúa en un 2% diario con un incremento en los últimos años.

Y el de cocaína oscila entre el 2-4% también en una tendencia creciente.

Información documentada por:

Antoni Gual Solé
Clara Oliveras Salvà
Hugo López Pelayo
Magalí Andreu
Mireia Graell Gabriel
Pablo Barrio Giménez
Silvia Mondón

Publicado: 16 de septiembre del 2019
Actualizado: 16 de septiembre del 2019

La donaciones que pueden realizarse desde esta página web son exclusivamente en beneficio del Hospital Clínic de Barcelona a través de la Fundació Clínic per a la Recerca Biomèdica, y no para la Fundación BBVA, colaboradora del proyecto PortalClínic.

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.