Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Falsos mitos de la Depresión Posparto

Tiempo de lectura: 3 min

Actualmente se sabe que la salud mental materna afecta de forma directa la relación con el descendiente y su bienestar. De modo que es importante detectar los falsos mitos que hay en la sociedad en relación con los trastornos mentales en el peri y posparto, a fin de poderlos erradicar.

Mujer contenta por estar embarazada

MITO. El embarazo es un periodo de bienestar y protege a la mujer del malestar psicológico.

REALIDAD. El 20% de mujeres presenta un trastorno psiquiátrico en el embarazo y/o posparto.

Trastorno mental de la mujer mejora con el embarazo

MITO. Los trastornos mentales tienden a mejorar durante el embarazo.

REALIDAD. Algunos trastornos tienen una tasa de recaída de hasta el 50-70% en el posparto, especialmente si no reciben tratamiento.

Feto que no sufre

MITO. El sufrimiento psíquico no afecta ni a la gestación ni al feto ni al recién nacido.

REALIDAD. El estrés materno se ha asociado a peores resultados gestacionales y neonatales.

Mujer embarazada con medicamentos que no dañan al feto

MITO. Los tratamientos farmacológicos son teratógenos, es decir, pueden causar malformaciones de cualquier tipo en el feto y se deben evitar.

REALIDAD. Muchos psicofármacos no son teratógenos o el riesgo absoluto puede ser asumible.

Mujer llorando. Ansiedad y depresión enfermedades menores

MITO. La ansiedad y la depresión son enfermedades menores y las medicaciones ansiolíticas y antidepresivas son fármacos "de lujo" que se deben evitar.

REALIDAD. Los trastornos depresivos y de ansiedad no tratados de forma adecuada pueden interferir de forma grave en el funcionamiento de la madre.

Mujer con recién nacido en brazos y un reloj

MITO. La depresión posparto es poco frecuente y se resuelve de forma espontánea.

REALIDAD. Una de cada 10 mujeres tiene una depresión posparto y tarda un año en recuperarse de forma completa.

Apoyo social y emocional

Para la madre con depresión posparto es importante la respuesta y el apoyo del entorno tanto en la detección de los síntomas iniciales, en la comprensión y reconocimiento de que se trata de una enfermedad, así como en el proceso de curación.

La pareja, la familia y las amistades de una madre con depresión posparto pueden dar apoyo de la siguiente manera:

  • Identificar las propias creencias erróneas sobre la depresión posparto, informarse para combatir los prejuicios y las actitudes estigmatizantes.
  • Atender tanto a su salud física como mental y preguntarle cómo se siente y qué se podría hacer para ayudarla.
  • Ayudar y colaborar a la hora de seguir las pautas de profesionales respecto al tratamiento.
  • Acompañar durante el proceso de recuperación que, en ocasiones, puede ser largo.
  • Evitar dar consejos simplistas, aunque sea con buena intención  (“anímate”, “tienes que salir”, “con esfuerzo lo superarás”, “tienes a tu bebé y esto te tiene que ayudar a ser feliz”).
  • En ocasiones se puede aislar, por lo que se le pueden proponer planes o actividades conjuntas si le apetece.
  • Si la madre lo precisa, se puede atender a las necesidades del bebé y ofrecer la ayuda necesaria.
  • En ocasiones, la depresión puede presentarse con irritabilidad por lo que se debe evitar tomarse las cosas de forma personal. Es un síntoma más de la depresión. Para dar el mejor apoyo posible a la madre, es importante que las personas que le rodean mantengan la energía y las fuerzas. Es normal necesitar algún momento para cuidarse.
  • Facilitar la incorporación de hábitos de vida saludables.

Hábitos saludables

Mujer durmiendo estirada en una cama

Sueño. En general, dormir las horas suficientes y que sean de buena calidad es un factor de protección para la salud mental, especialmente en los trastornos del estado de ánimo. No obstante, en el caso de las madres que tienen depresión posparto se debe tener en cuenta que la etapa vital en la que se encuentran habitualmente interfiere en las horas y en la calidad del sueño, especialmente en aquellos casos de lactancia materna. Se recomienda que, a pesar de las dificultades, tomar conciencia de la importancia del sueño para intentar que sea lo más reparador posible. Facilitar que la madre duerma y/o descanse.  

Ejercicio físico como tratamiento de la Artritis Reumatoide

Ejercicio físico. Aunque no se sabe con certeza cuáles son exactamente los mecanismos responsables, se ha demostrado que la práctica regular de actividad física mejora los niveles de ansiedad y depresión y que incide de forma beneficiosa sobre otras emociones, lo que contribuye al bienestar psicológico de las personas.

Jarra de cerveza y porro tachados; no consumir drogas

Tóxicos. El consumo de alcohol u otras drogas (cannabis, cocaína, heroína, alucinógenos, etc.) dificulta en gran medida la mejora y curación de un trastorno depresivo. Además, el consumo de tóxicos durante la crianza y la lactancia materna supone una complicación y un grave riesgo para el lactante, que debería alertar a los equipos responsables del tratamiento.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Alba Roca
Anna Torres Giménez
Lluïsa García Esteve
Susana Andrés Perpiñá

Publicado: 7 de mayo del 2019
Actualizado: 7 de mayo del 2019

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.