Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Embarazo y Coronavirus SARS-CoV-2

Tiempo de lectura: 2 min

En general, el riesgo para las mujeres embarazadas es bajo. Pero, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las mujeres embarazadas de mayor edad, con sobrepeso o enfermedades como hipertensión o diabetes, tienen un mayor riesgo de desarrollar la COVID-19 de forma grave.

Cuando una mujer embarazada tiene una COVID-19 severa, el riesgo de complicaciones es mayor que en mujeres de su misma edad i parecen tener mayor probabilidad de desarrollar problemas respiratorios que requieran cuidados intensivos. La mayor parte de estas complicaciones respiratorias se produce en embarazadas que se encuentran en el tercer trimestre de gestación o pocas semanas después del parto. La infección durante el primer y segundo trimestre del embarazo se asocia a pocas complicaciones. 

Las mujeres embarazadas deben seguir las mismas recomendaciones que la población general para prevenir el contagio por el SARS-CoV-2:

Mujer con mascarilla

Llevar mascarilla.

Lavarse las manos

Lavarse las manos con frecuencia.

Dos persona mantienen distancia de seguridad entre 1 y 2 metros

Mantener la distancia de seguridad y evitar espacios cerrados concurridos.

En caso de presentar síntomas, se debe llamar rápidamente al Centro de Atención Primaria para que evalúe el caso y pida la realización de una PCR o test de antígenos para confirmar la infección.

Menores y Coronavirus SARS-CoV-2

Los niños que padezcan enfermedades crónicas y las mujeres embarazadas han sido incluidos en las listas prioritarias de vacunación frente al COVID-19, a petición del Grupo Asesor Estratégico de Expertos en Inmunización (SAGE) de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Según la Organización Mundial de la Salud, de todos los casos de COVID-19 notificados en todo el mundo en 2020, los menores de 18 años representaron alrededor del 8%, a pesar de ser el 29% de la población mundial. Los estudios realizados hasta el momento sugieren que los niños en edad escolar contraen menos el virus, y presentan formas leves de esta enfermedad, aunque siempre puede haber algún caso grave. Sucede cada año con la gripe, durante la que hay fallecidos entre los menores. La mortalidad asociada es muy baja (0,2% para los menores de 18 años).


Los menores son grandes transmisores de la gripe, pero no parecen ser buenos transmisores de la COVID-19. De hecho, se contagian más fácilmente ellos a partir de los adultos que al revés, aunque estas observaciones realizadas en China son anecdóticas. 

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Antoni Trilla
Eduard Vieta Pascual
Josep Maria Peri
Maica Rubinat
Mariona Violan

Publicado: 12 de marzo del 2020
Actualizado: 12 de marzo del 2020

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.