Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Preguntas frecuentes sobre la vacuna Moderna

Tiempo de lectura: 5 min
¿La vacuna de Moderna tiene nombre comercial?

De momento no. Técnicamente se llama mRNA-1273. 

¿Cuál es su objetivo?

Es una vacuna para prevenir la enfermedad por coronavirus COVID-19) en personas de más de 18 años. La vacuna no contiene el coronavirus SARS-CoV-2 y no puede causar la COVID-19. 

¿Cómo funciona la vacuna de Moderna?

La vacuna contiene una molécula llamada ARNm (ARN mensajero) que incluye las instrucciones para producir la proteína S (spike) del virus (la que el virus necesita para poder entrar en las células humanas). 

Cuando se recibe la vacuna, algunas de las células leen las instrucciones del ARNm y producen de manera temporal la proteína S. El sistema inmunitario reconoce esta proteína como ajena y produce anticuerpos y activa las células T (linfocitos) para atacarla. Si más adelante una persona entra en contacto con el SARS-CoV-2, el sistema inmunitario lo reconoce de forma rápida e inicia una respuesta de defensa contra el virus. 

La vacuna requiere dos dosis separadas por un mínimo de 28 días. 

¿Y qué sucede después con el ARNm?

El ARNm de la vacuna no se queda en nuestro cuerpo. Se destruye poco tiempo después (horas) de la vacunación. En ningún caso entra en contacto con el núcleo celular (todo el proceso se lleva a cabo en el citoplasma) y, por lo tanto, no hay riesgo de ningún tipo de alteración genética. 

¿Qué eficacia tiene esta vacuna?

Se ha llevado a cabo un ensayo clínico con más de 30.000 participantes. La mitad de ellos recibieron la vacuna (grupo vacunado) y la mitad un placebo (grupo control). 

La eficacia de la vacuna se determinó en más de 28.000 participantes de más de 18 años sin signos de infección previa. El estudio demuestra una reducción del 94% en el número de casos sintomáticos de COVID-19 en el grupo vacunado (11 casos entre 14.134 vacunados) al compararlo con el grupo control (185 casos entre 14.073 no vacunados). La eficacia de la vacuna también fue del 91% entre los participantes con factores de riesgo de enfermedad grave por COVID-19 (asma, EPOC, diabetes, hipertensión arterial y obesidad). 

¿Cuándo se consigue la inmunidad?

A los 14 días después de la primera dosis ya hay inmunidad, que llega a la máxima protección después de la segunda dosis. 

¿Las personas que ya han tenido la COVID-19 pueden vacunarse con la vacuna de Moderna?

En el ensayo clínico hubo 343 participantes que ya habían pasado la COVID-19 y que fueron vacunados. Estos se excluyeron del análisis de efectividad. No se registró ninguna reacción secundaria particular o especial entre estas personas. 

No hay datos suficientes para concluir cómo funciona la vacuna en las personas que ya han superado la COVID-19. Hoy por hoy se recomienda esperar un periodo mínimo de 3 meses desde la fecha de finalización de la enfermedad para vacunar a estas personas. 

¿La vacuna puede reducir la transmisión del virus de persona a persona?

No se sabe todavía. Se desconoce qué porcentaje de personas vacunadas aún podrían ser portadoras del coronavirus y transmitir la infección. 

¿Cuánto dura la protección de la vacuna?

No se sabe todavía. Se está siguiendo a todos los participantes del ensayo (hasta 2 años) para obtener más información al respecto de la duración de la protección. Datos experimentales indican que es probable que la inmunidad frente a la COVID-19 tenga una duración de meses o años, pero no para toda la vida. 

¿Por qué los menores de 18 años no se pueden vacunar con esta vacuna?

La vacuna de Moderna no se recomienda en menores de 18 años debido a que no hay información al respecto. La EMA ha llegado a un acuerdo con Moderna para llevar a cabo un ensayo en este grupo de población más adelante. 

¿Las personas inmunodeprimidas se pueden vacunar con esta vacuna?

Los datos son limitados todavía. Es posible que las personas inmunodeprimidas respondan peor a la vacuna, pero desde el punto de vista de la seguridad no hay ningún problema adicional. Las personas inmunodeprimidas pueden vacunarse, dado que el riesgo que tienen de desarrollar formas graves de COVID-19 es alto. 

¿Las mujeres embarazadas se pueden vacunar con esta vacuna?

Según la información de la que se dispone hasta la fecha y la experiencia acumulada, la vacunación de las mujeres gestantes es segura. Además, es recomendable, puesto que la infección por SARS-CoV-2 durante la gestación incrementa el riesgo de complicaciones durante el embarazo y de desarrollar COVID grave. Se puede administrar en cualquier momento del embarazo y, en el caso de las mujeres que planeen una gestación pueden recibir cualquier vacuna de la COVID sin esperar entre la vacunación y la concepción.

Las mujeres lactantes pueden recibir la vacuna sin suspender la lactancia.  Además, un beneficio añadido de la vacunación de la gestante y la madre que da el pecho a su bebé es que los anticuerpos generados se transfieren al feto a través de la leche materna. 

Según el Ministerio de Sanidad la vacuna de Pfizer / BioNTech i Moderna son las que se recomiendan durante el embarazo y la lactancia, pero en otros países podrían utilizarse otras vacunas.

¿Qué efectos secundarios pueden aparecer con esta vacuna?

La mayoría de las personas vacunadas no tendrá efectos secundarios significativos. Estos pueden aparecer durante la primera semana después de la vacunación. No son habituales una vez pasados ​​los primeros dos días. Los efectos leves o moderados frecuentes observados en los ensayos clínicos fueron (fuente: EMA): 

En más de 1 de cada 10 vacunados: 

  • Dolor e inflamación en el punto de inyección. 

  • Cansancio. 

  • Dolor de cabeza

  • Dolor muscular (mialgias) y/o dolor articular (artralgias). 

  • Fiebre

  • Náuseas y vómitos. 

  • Inflamación de los ganglios (adenopatías) en la axila. 

En menos de 1 de cada 10 vacunados: 

  • Enrojecimiento. 

En menos de 1 de cada 100 vacunados: 

  • Picor en el punto de inyección. 

En menos de 1 por cada 1.000 vacunados: 

  • Hinchazón de la cara, que puede afectar a personas que han recibido previamente inyecciones cosméticas en el pasado. 

  • Debilidad transitoria de la musculatura de la cara (parálisis facial periférica aguda). 

Se pueden tomar analgésicos, como paracetamol, si es necesario para mitigar estos efectos. 

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Antoni Trilla
Eduard Vieta Pascual
Josep Maria Peri
Maica Rubinat
Mariona Violan

Publicado: 12 de marzo del 2020
Actualizado: 12 de marzo del 2020

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.