Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Vivir con Ojo seco

Tiempo de lectura: 2 min

El síndrome de ojo seco es una enfermedad crónica que, si bien no tiene una cura definitiva, puede controlarse. Eso significa que para no tener síntomas ni signos se debe mantener un tratamiento continuado basado en un protocolo de actuación según la gravedad de cada paciente.

Persona parpadea de manera frecuente

Parpadear de forma frecuente y hacer pausas cortas cada 30 minutos (mirar a lo lejos 20 segundos). Mientras se utiliza el ordenador, se lee, o se ve la televisión. También se puede colocar la pantalla del ordenador un poco más baja para mirar hacia abajo y tener menos exposición de la superficie ocular y, así, disminuir la evaporación de la lágrima.

fábrica y tabaco tachado, evitar ambientes con polución o tabaco

Evitar ambientes con humo del tabaco o con mucha polución.

aire tachado, evitar corrientes de aire

Evitar en la medida de lo posible las corrientes de aire (ventanillas del coche, viento), los ambientes secos (ventiladores, secadores de pelo, calefacción, aire acondicionado, aviones) porque favorecen la evaporación de la lágrima. El uso de humidificadores en los lugares con calefacción o aire acondicionado es aconsejable.

Sol y señal de riesgo o peligro

Evitar la radiación ultravioleta (UV) con gafas de sol con filtro UV adecuado (que bloquee 100% de los rayos UV) al salir al exterior durante las horas diurnas a lo largo de todos los meses del año. Se recomiendan gafas grandes con patillas gruesas para disminuir la evaporación de la película lagrimal.

Pescado y trigo con una flecha hacia arriba indicando un aumento de su consumo

Incluir en la dieta alimentos ricos en ácidos grasos omega-3 como el pescado azul (salmón, sardina, atún, caballa, trucha), los frutos secos  (nueces) o las semillas de lino. También se recomienda aumentar la ingesta de agua.

Gotas, colirio

Usar colirios sin conservantes. En el caso de necesitar colirios para otras enfermedades oculares (glaucoma, alergia, etc.) consultarlo con el especialista en oftalmología.

Medicamentos con señal que advierte de su uso

Muchas medicaciones orales pueden empeorar el síndrome de ojo seco. Dentro de estas se incluyen los antihistamínicos (alergia), los beta-bloqueantes (hipertensión arterial), antidepresivos (depresión), diuréticos (hipertensión arterial), ansiolíticos (ansiedad), antipsicóticos (psicosis), anti-parkinsonianos (parkinson), isotretinoina (acné juvenil), estrógenos (menopausia, etc.), quimioterapia (cáncer). Se aconseja consultar con el equipo médico que ha prescrito el fármaco la posibilidad de reducir la dosis, cambiar la vía de administración o la medicación.

ojo con lente de contacto

Vigilar las lentes de contacto y extremar las medidas de higiene. Si los síntomas de ojo seco aparecen con lentes de contacto, preguntar al profesional responsable sobre la conveniencia de cambiar el diseño, desecharlas más pronto, cambiar los productos para su desinfección o introducir lágrimas artificiales compatibles con su uso. También se recomienda ser muy escrupuloso en la limpieza y en el tiempo de reemplazo.  Si. a pesar de todo, se siguen teniendo molestias, se tendrá que suspender su utilización.

Dormir, sueño

Descansar un mínimo de 7-8 horas y llevar una vida ordenada sin altos niveles de estrés que incluya ejercicio moderado y alimentación saludable.

Un proyecto elaborado junto a . Este enlace se abre en una nueva pestaña.

Información documentada por:

Maria Teresa Sáinz de la Maza Sierra

Publicado: 23 de mayo del 2019
Actualizado: 23 de mayo del 2019

Mantente al día sobre este contenido

Suscríbete para recibir información sobre las últimas actualizaciones relacionadas con este contenido.

¡Gracias por tu suscripción!

Si es la primera vez que te suscribes recibirás un mail de confirmación, comprueba tu bandeja de entrada.

Ha ocurrido un error y no hemos podido enviar tus datos, por favor, vuelve a intentarlo más tarde.